jueves, 7 de noviembre de 2013

AZNAR O EL COMPLEJO DE NARCISO

     Para los profesionales de la Psicología y la Psiquiatría, hay "animales" de laboratorio que nunca dejan de proporcionarles nuevas y variadas fuentes de estudio. Criminales, asesinos, déspotas y...políticos. En éstos últimos se condensan todas las "virtudes" de los anteriormente mencionados, puesto que no es necesario empuñar un arma para matar, basta con imponer un real decreto y enviar soldados a Irak o implantar una serie de medidas políticas y económicas que llenen los bolsillos de los amiguetes y hundan a la sociedad en la miseria. A éste grupo exclusivo de "salvapatrias", pertenecen individuos como José María Aznar, quien con su exacerbado complejo de Narciso, -el mismo que únicamente se centraba en admirar su belleza y apostura en cualquier fuente o río que se encontrase en el camino- solamente tiene palabras para sí mismo, para alabarse sin límites a la menor oportunidad que se le presenta en forma de micrófono o de entrevista, ya sea televisiva o algún diario de tirada nacional.
     Además, no contento con haber hundido a España con sus medidas económicas -secundadas por el PSOE-desde su dorado retiro con millonaria pensión a cargo de los presupuestos del estado y su itinerante recorrido por el mundo, donde inexplicablemente hay Universidades y colectivos que pagan por escucharle hablar en su inglés de impostado acento tejano, se ha propuesto invadir el espacio literario con sus "memorias", en las que de forma patética y narcisista, narra sus aventuras al frente del gobierno, endosándose el papel de héroe, de salvador de la patria, de figura fundamental y necesaria para liderar al mundo libre contra las tiranías islamistas. A nadie con dos dedos de frente, le pasa desapercibido el hecho de que Aznar solamente era el perrillo faldero que movía el rabo, ante las caricias de Bush y la sonrisa divertida de Blair, en la famosa reunión de las Azores.
     Con sus memorias, Aznar reivindica su "legado" político, sus formas de trabajar por España y los españoles, con el tono cansino de quien se cree fundamental, indiscutible e imprescindible figura de calado e importancia. Éste paradigmático sujeto de estudio psicológico, se regodea en su mitomanía y endiosamiento, jaleado por la peña pepera que acude en masa a la presentación de sus infames libros, como si de la pedrea se tratara. Pero lo más inexplicable, es que periodistas de mediana objetividad como Lucía Méndez columnista de El Mundo, lo alaben sin medida y lo reconozcan como el líder honesto y dolorido por la situación de las víctimas de ETA o la crisis económica. Sin duda, se trata de un estómago agradecido por los privilegios concedidos. Y por si no bastara con soportar la visión de Aznar hasta en la sopa con sus memorias, otro ex presidente, Felipe González, también se apunta al tema de los libros y publica sus propias memorias. Lo dicho, los psicólogos y psiquiatras están de plácemes, ante la invasión de "narcisos" con ínfulas de literatos heroicos.

 

lunes, 4 de noviembre de 2013

LA DEMOCRACIA PERFECTA (1)


     Desde la desaparición física del dictador Francisco Franco, caudillo y libertador de la patria, aquel del lema "España, una, grande y libre" y demás soflamas nacionalistas dirigidas al hato ignorante y maleable de la masa social, sus formas de hacer política , de administrar y gestionar los asuntos del país han permanecido vigentes e incluso, se han magnificado de manera que se presentan más actualizadas, renovadas y maquilladas bajo la tenue pátina de la "democracia". Pero Franco no inventó nada nuevo, únicamente utilizó las viejas herramientas que utilizan todos los gobiernos, regímenes y sistemas políticos de todos los colores, para controlar, explotar y someter a sus poblaciones. Una de ellas, la de la división social, ha sido punta de lanza en cuanto a mantener el "statu quo" en España. Después de la Guerra Civil -paradigma del espíritu divisionario español- y de la etapa franquista, había que presentar "novedades" y la democracia les puso en bandeja de plata la oportunidad de seguir en el candelero del poder. De la noche a la mañana, fascistas de pro, como Fraga, Calvo Sotelo y Adolfo Suárez, dan un paso adelante y se presentan como demócratas de "toda la vida". Se les une un parásito de "sangre real borbónica", que resulta el heredero natural del sátrapa y juntos se ponen a maquinar la mejor forma de presentarse como "salvadores de la patria". Para ello, olvidan su ideología -si es que alguna vez la tuvieron- y se compinchan con otros de similar calaña pero con distintas "ideas", como Alfonso Guerra, Felipe González y compañía. Reunidos alrededor de un mapa de España, planean y acuerdan, la mejor manera de repartirse el pastel. Aparcan sus naturales apetitos y como las hienas ante una carroña, acuerdan turnarse la poltrona del poder cada cierto tiempo -menos el parásito borbónico, que se queda con la jefatura del estado a perpetuidad y para todos sus descendientes- para dar una imagen de país moderno y democrático. Se inventan una Constitución y dividen el pastel -España- en 17 rebanadas bien gordas y dos ciudades autónomas -restos inexplicables del imperialismo español-, se montan el paripé de una elecciones, en la que votan o eso parece, una multitud de personas sin ninguna idea de lo que significa todo aquello y anuncian a bombo y platillo que España ha entrado en el club de las democracias occidentales. Vil mentira. El montaje resulta perfecto y Franco se parte el culo de risa en su cripta del Valle de los Caídos y su calavera dice entre dientes: "Todo está atado y bien atado". No contentos con la engañifa, la nueva y variopinta aristocracia política urde la bufonada del golpe de estado, el famoso "23 F" -Tejero actualmente tiene pensión del Estado y vive a todo trapo en Portugal- y apuntala así, la desconocida y lejana figura del rey, además de cubrir con una aureola de heroísmo el "trabajo" de quienes tienen cómodamente puesto el culo en el Congreso. Ahí, en el edificio que guardan los leones -uno de ellos sin huevos-, los "héroes" legislan y aprueban leyes para que nos les falte de nada -a los políticos por supuesto-, mientras se lanzan durísimas invectivas y se afean los comportamientos, dando una fachada de gran enemistad "ideológica", de rivalidad irreductible. Después, cuando pasan los "calores" y esfuerzos de hablar en la tribuna, los "enemigos irreconciliables" se refrescan en la barra del bar del Congreso y se dan amistosas palmaditas en la espalda: "No te pases José Luis, que me has dado caña ahí dentro" -dice uno. "Pues tú no te has quedado callado, Marianico" -responde el otro. Ambos estallan en sonora carcajada y se piden otra ronda, que finalmente el hato de imbéciles que les votan, a uno u otro, da lo mismo, se creen a pie juntillas que la democracia es real y que la clase política defiende los intereses de los ciudadanos.
     El sistema de fraude democrático está tan bien montado, que la división de la sociedad en dos bandos ideológicos, antagónicos y beligerantes, es total. Escarban en la médula, en las tripas y en la mentalidad arcaica del español, para fomentar ésa bipolaridad, ésa división a muerte que caracteriza al "estás conmigo o contra mí", que tan buenos resultados les viene dando a los políticos. Todo en la vida manipulada del ciudadano es polarizado. Se es del Madrid o del Barsa. Del Santander o del BBVA. De la Sexta o del Gato al agua. Del PP o del PSOE. Y mientras un ciudadano cualquiera, en un bar cualquiera, de una ciudad española cualquiera, pega a otro por decir que Messi es mejor que Ronaldo -porque él es del Madrid- los dirigentes del PPSOE se dan la mano cariñosamente después de aprobar un nuevo recorte, una nueva ley para explotar a la sociedad, una nueva bajada de pensiones o un aumento de la tarifa eléctrica. La división en la sociedad española, solamente es por abajo, entre la gente común y corriente de la calle, la que paga el pato de los deslices, corrupción e ineptitudes de los que "gobiernan". Arriba, en la cúpula dirigente, -casa real, políticos, banqueros, terratenientes y empresarios- están más unidos que nunca para que no sobre ni una migaja del pastel. Nunca hubo diferencias ideológicas y de pensamiento. Siempre han tenido un pensamiento único.
 
Continuará...

martes, 14 de mayo de 2013

CACIQUES ANACRÓNICOS

TIRANÍAS PUEBLERINAS
 
     Fresnedillas de la Oliva, un bucólico pueblo enclavado en la zona serrana de la Comunidad de Madrid, con apenas 1500 habitantes y una larga Historia como cruce de culturas en el centro de la península, no sería noticia de importancia, si sus combativos y bien informados habitantes, ciudadanos preocupados por la calidad de vida de sus hijos, no se hubiesen puesto en pie de lucha para pelear por sus derechos, ante los modos autoritarios y caciquiles del Ayuntamiento y en particular, del concejal de Educación, Emilio Arias, que casualidades de la vida, lo es representando al PP. Al parecer, el dicho concejal, siguiendo las directivas, normativas, órdenes pues, de su jefe directo, el ministro Wert, está haciendo todo lo que puede legal e ilegalmente, para fastidiar a los ciudadanos del pueblo que no comulgan con sus teorías y posturas ideológicas.
    
     No solamente se ha dedicado a torpedear, obstruir y deslegitimar, las iniciativas y propuestas del Consejo Escolar del Colegio Público San Bartolomé, sino que la última ocurrencia del pepero concejal, ha sido la de enviar a un equipo de obreros del consistorio, para que destruyesen el huerto que los escolapios y profesores, habían sembrado en uno de los espacios baldíos del colegio. La excusa, patética y ridícula que esgrimen desde el gobierno municipal, es que no habían solicitado permiso para sembrar dicho huerto y que ésa era la razón, para enviar a los trabajadores del Ayuntamiento y dejar arrasados, los esfuerzos e ilusiones de unos chavales que están aprendiendo a ganarse la vida con sus propias manos.
 
     No es desconocida en el municipio, la intención de los elementos "conservadores" que rigen la alcaldía, en el sentido de extirpar el "foco de infección", según lo denominan éstos impresentables, que representa el colegio San Bartolomé de Fresnadillas, el cual ha conseguido en poco más de un lustro, salir de la mediocridad en que se encontraba sumido, hasta superar el promedio de aprovechamiento escolar de la región. Incluso, en el año 2010, el ministro de Educación, les otorgó un reconocimiento de Buenas Prácticas, por su ardua labor docente para salir de la marginación social y educativa. Reconocimiento, al que no tuvo más opción que adherirse el gobierno de Esperanza Aguirre y otorgar uno similar para no quedar en evidencia. Pero cosas de la vida, ahora que gobierna el PP ha cambiado todo y la orden "de arriba", es desmantelar todo aquello que no huela a educación conservadora, privada y de curas a ser posible.
 
     La canallada cometida contra el colegio público de Fresnadillas de la Oliva, no es más que una manifestación más de la cobardía, estulticia e indigencia mental del gobierno, en éste caso, central, autonómico y municipal, que no han escatimado recursos para fastidiar a los ciudadanos que PIENSAN y se DEFIENDEN, del acoso de unos gobernantes obtusos, demagogos e hipócritas, que hacen todo lo posible por tapar sus propias miserias y porquerías, a la vez que intentan limitar, con acciones de cacique medieval, los derechos y libertades de la ciudadanía. Bien por el director del colegio, Don Julio Viejo y su equipo docente, bien por los padres de familia del Colegio San Bartolomé, bien por los alumnos del centro, que no se doblan ante los abusos de los asnos, y que me disculpen los asnos, que tienen como gobernantes.

lunes, 13 de mayo de 2013

EL DERECHO A DECIDIR

EL NACIONALCATOLICISMO A LA CARGA
 
     Uno de los puntos del "programa electoral" original del PP, versaba sobre la reforma de la ley del aborto, que el gobierno socialista anterior había aprobado por los pelos, pero que al tenor de los acontecimientos económicos y el imperativo dictado desde Bruselas y Berlín, para que se acelerasen los recortes y demás puñetazos a la calidad de vida de la sociedad, se había quedado un pelín aparcada en un cajón. Conseguidos ya, y con nota, todos y cada uno de los puntos exigidos por la UE, tocaba hacer caso al ministro Gallardón, que se comía las uñas esperando a su oportunidad para destacar en algo, porque solamente iba de burrada en burrada y de paso, quedar bien con sus amos de la iglesia católica, monseñor Rouco en particular, que día si y otro también lo atosigaba con aquello "y qué hay de lo mío", para que sacase a colación una de sus reformas estrella. Nada menos, que la derogación y posterior implantación, de una una nueva ley que prohibiera el aborto.
       Pero la jugada le ha salido un tanto torcida, pues incluso dentro de las filas, pretendidamente cerradas, de su propio partido, le han salido algunos detractores. La cosa no es tan sencilla como pretendía el monaguillo Gallardón y se le han presentando algunos obstáculos en el camino a la santidad. Existe un fuerte sentido de autonomía y libertad entre las mujeres españolas, que no están dispuestas a retroceder a los tiempos del franquismo, donde las "hijas descarriadas" del régimen, eran las únicas que tenían acceso al aborto, mediante los populares viajes a Londres, por motivos bien diferentes y variados, como aprender inglés o realizar un crucero, del que volvían sin el bombo acusador y quedaban tan "sin pecado" como el día en que habían nacido. Con las bendiciones de la iglesia, por supuesto. El resto de féminas del país, no tenían derecho a decidir sobre sus cuerpos, ni sobre sus mentes, atadas a un dogma religioso y social, que las tenía poco menos que por idiotas y las obligaba a parir los hijos que "dios les mandara" o arriesgarse a perder la vida en el enésimo alumbramiento o en un aborto practicado en la clandestinidad, bajo pésimas condiciones de higiene y seguridad.
     El verdadero interés del gobierno y la jerarquía eclesiástica, no es tanto el prohibir el aborto por que sí. A Rajoy, Rouco y demás capitostes, les importa un rábano lo que ocurra con las mujeres y sus hijos, nacidos o no, puesto que las políticas del PP están encaminadas a dejar sin cobertura sanitaria y social a la ciudadanía. Poco les importa si el recién nacido está sano, enfermo o nace con importantes discapacidades, que lo atarían de por vida a un infierno de subsistencia. No, al gobierno y a la iglesia, lo que les importa es mantener una imagen, una ideología y un dogma anacrónico y trasnochado, que les permita seguir aparentando lo que no son y continuar viviendo del cuento, de las mentes crédulas e ignorantes, que se piensan que la iglesia católica es pura bondad y cariño al prójimo. Los salvajes recortes a la Ley de Dependencia, una de las pocas que valían la pena del anterior gobierno, se hacen más duros y sangrantes, al dejar desamparadas a personas que no tienen más opción que cargar con sus discapacidades, físicas y mentales, por el tiempo que les reste de vida, sin la esperanza de que las administraciones se hagan cargo de ellas, una vez que sus padres y parientes más cercanos, no estén para darles los cuidados que necesitan.
 
     Queda muy bien y muy cristiano, pedir, a gritos y con pancartas la prohibición del aborto y criminalizar a las mujeres que lo pidan, incluso en aquellos casos en que las condiciones del feto son prácticamente inviables, producto de una violación o con graves deficiencias, que harían de sus vida un continuo sufrimiento. Lo que ya no es tan cristiano, es dejar a ésas mismas personas, por las que han "luchado" bravamente, perdidas y abandonadas a su suerte, una vez que han llegado a éste mundo. Afortunadamente, para el ministro Gallardón, en Europa se están movilizando los "ultras" bienpensantes y cristianos, aunque en sus países no les hacen mucho caso, pero que en España el gobierno se agarra a ésas manifestaciones como a un clavo ardiendo, para justificar la nueva ley que están cocinando y coartar el derecho y la libertad de TODAS las mujeres, a decidir si quieren llevar a término su embarazo o no. En el fondo a éso se reduce la cuestión, libertad de decidir. Algo que al gobierno y a la iglesia les lastima profundamente, la libertad.


miércoles, 8 de mayo de 2013

EL PACTO DE LOS MALDITOS

EL FRACASADO, EL CORRUPTO Y EL PARÁSITO
 
     La tercia de ases que aparecen en la imagen, de ases de la demagogia y el choriceo nacional, se encuentran en conversaciones para, según ellos, liderar y establecer un pacto político y social, que combata los graves problemas que mantienen al país hundido. La cosa tiene su miga, si tenemos en cuenta que ninguno de los tres personajes ha sido capaz de poner orden en su propia casa, luego entonces, no podemos esperar que por arte de su "gran inteligencia y saber hacer", sean los más indicados para liderar ni una junta de parvulitos. El primero de ellos, Rubalcaba, secretario general del PSOE y candidato sin respaldo de la mayoría de su partido, tiene a sus espaldas el lastre del fracaso de la última legislatura del partido socialista, que lo señala como ineficiente e incapaz. su propio fracaso personal como aspirante a la Moncloa y un montón de casos sin resolver, como los de Pepiño Blanco, los ERE´s de Andalucía y el cutrerío realizado en Ponferrada. Descartado.
 
     El segundo por la derecha, nunca mejor dicho, es el presidente del gobierno y del PP, Plasmariano Rajoy. Algunos dicen que ya se encuentra amortizado políticamente, merced a su cobardía y continuas mentiras, a sus políticas de reducción del déficit y recortes de derechos ciudadanos, tampoco es de los más indicados para liderar nada, que no sea presentar su renuncia al gobierno. Su patética gestión del caso Bárcenas, quien lo tiene atenazado de los huevos, el continuo mamoneo para intentar tapar los escándalos de corrupción de su partido con explicaciones y justificaciones en diferido y en simulación, la más que razonable duda de que se haya beneficiado de sobresueldos y trajes, muy al estilo Camps y sus gürtelianos cómplices, además de los continuos bandazos de sus ministros (Wert, Gallardón, Mato, Montoro y Guindos), quienes al parecer hacen lo que les sale de las narices, sin que el capitán del barco, haga nada por meterlos en cintura, no deja lugar a dudas de que también es un cartucho quemado. Descartado.
 
     Y el último personajete, todo bonachón y sonrisas, es de todos éstos, el menos indicado para liderar nada, que no sea una expedición a cazar animalitos o al burdel de la Junquera, pues sus habilidades y capacidades intelectuales, clásicamente borbónicas, no dan para muchas alegrías. Desde su llegada a la jefatura del Estado, previa dudosa y oscura participación en el 23F, se ha dedicado a ejercer de muchacho alegre y dicharachero, viajando por el mundo para "abrir" puertas y realizar negocios que benefician a las muy "patriotas" empresas españolas, como REPSOL, IBERDROLA, ENDESA, etc., todas las cuales tienen sus dineros a buen recaudo en los paraísos fiscales. Obviamente, a cambio de unas jugosas comisiones que lo han vuelto multimillonario. Tampoco hay que olvidar, que éste monarca de papel, ha hecho todo lo posible para que sus familiares, entiéndase, su hija Cristina y su yerno Iñaki Urdangarín, se libren de pagar por sus delitos y chanchullos, poniendo por delante el nombre de la corona, para medrar y conseguir ingentes cantidades de dinero público, de todos los ciudadanos, y comprarse lujosos pisos y palacetes, además de viajar y gastar a todo trapo con dichos dineros obtenidos de forma delictuosa.
 
     Es por éstas y otras muchas razones, que el trío de cantantes de zarzuelas, Rubalcaba, Rajoy y el rey, casualmente las tres R, no son los personajes honestos, inteligentes y capaces, que España necesita para reconducir el destino del país, para representar el cambio de mentalidad y las nuevas formas de hacer política y gestionar las necesidades de la nación. Al contrario, son éstos personajes, los que representan a la porqueriza en que han convertido España, los partidos políticos, la corona y los bancos.

domingo, 5 de mayo de 2013

A VUELTAS CON EL PASADO

LOS CACHORROS DEL NEOFASCISMO
 
     Los dos personajetes que aparecen en la imagen, el presidente del gobierno de España, don Plasmariano Rajoy y el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, son dos aventajados herederos del sistema político que gobernó, efímeramente en el centro de la Europa de los años 30´s y 40´s, y en la Península Ibérica hasta finales de la década de los 70´s. En efecto, dicho sistema político no es otro que el totalitarismo de corte fascista y ultraconservador, que mantuvo en el poder al caudillito Franco durante cuarenta años y a diferentes líderes magyares, entre ellos el almirante Miklós Horthy, que terminó su aventura nazi de la mano de la Alemania hitleriana. El par de sujetos, peligrosos por su mentalidad e ideología, más que por su "terrorífica presencia", se han propuesto a toda costa y caiga quien caiga, volver a los fundamentos de una época que parecía ya superada. El primero de ellos, Rajoy, no tardó ni un mes desde su llegada al gobierno, para iniciar el desmantelamiento del estado social que cohesionaba el endeble edificio llamado España, con la excusa del mentado déficit y demás monsergas de corte ideológico, y recortar en todos y cada uno de los segmentos que posibilitan la "igualdad" de todos los ciudadanos del país, haciendo énfasis en quitar derechos básicos a inmigrantes y quitando las ayudas a los dependientes . En todos, menos en aquellos que sustentan la identidad de su pensamiento fascista: iglesia, ejército y banca. Para éstos tres estamentos, alfombra roja y caravanas. No está por demás decir, que don Plasmariano ha mentido, incumplido su palabra y estafado a la sociedad española que creyó en sus promesas electorales.
 
 
    
 
     El segundo sujeto, Viktor Orbán, primer ministro húngaro desde 2010, ha ido más lejos todavía. Ha iniciado desde su llegada al gobierno magyar, una feroz campaña de represión ideológica y política contra sus adversarios, suprimiendo derechos sociales y ciudadanos, sin más excusa que la del poder que ostenta. Ha sustraído competencias y poder al Tribunal Constitucional húngaro, con lo que se apropia de la "legalidad" por encima de la ley. Además, consiente la proliferación de partidos y grupos paramilitares neonazis, disfrazados de partidos y agrupaciones políticas, que campan a sus anchas por las calles de las principales ciudades húngaras, Budapest, Miskólc y otras, persiguiendo y repartiendo palizas a minorías étnicas como la gitana y la judía, a quienes acusan de "crímenes horrendos" contra la sociedad húngara. La cosa tendría gracia, si no fuera por la extrema gravedad que representa, pues han sido precisamente gitanos y judíos, quienes han sufrido crímenes a manos de los nazis y sus cómplices de la cruz flechada húngara, durante los años de la Segunda Guerra Mundial. Todo ello, aderezado con la mística religiosa, pues en palabras del impresentable Orbán, Europa debe regirse con los valores cristianos. Pues menuda idea tiene, sobre lo que representan dichos valores, aunque no hay que olvidarse de que las peores matanzas y holocaustos, han contado con el respaldo de la cristiandad. O al menos con su silencio cómplice.
 
     Y son ejemplares como éstos, Orbán y Rajoy, quienes promueven el odio racial y la xenofóbia, contando de manera rastrera y malvada, con que las sociedades desesperadas y en crisis, como es en el momento actual, buscan chivos expiatorios y culpables fáciles de visualizar y de atacar, distrayendo así a los ciudadanos de los verdaderos culpables, la clase política. Es evidente, que las sociedades no terminan nunca de aprender de sus errores, que vuelven una y otra vez a caer en los mismos tópicos y clichés, en los mismos prejuicios inducidos por las clases dominantes para distraerles, mientras los políticos y los bancos siguen rascándoles los bolsillos y quitándoles derechos. ¿Y cuándo ya no haya inmigrantes y minorías étnicas que atacar? Pues muy fácil. Los mismos políticos que antes los denostaban, volverán a legislar para que regresen y aquí no ha pasado nada. Son una baza electoral y de propaganda, a la que pueden llevar y traer cuando les da la gana.


sábado, 27 de abril de 2013

EL SABUESO DEL CONGRESO

EL DEMÓCRATA FRANQUISTA
 
     Hay personajillos trasnochados y casposos, que pasan un tanto desapercibidos al común de la sociedad, hasta que abren las fauces y se dan a conocer tal como son. Es el caso, entre otros muchos, de Jesús Posada, el flamante presidente del Congreso de los diputados, quien a últimas fechas se ha hecho presente en los medios, merced a sus sesudas opiniones e interpretaciones de lo que es la democracia, en su muy particular universo de parásito político. Empecemos por decir, que éste ejemplar antediluviano, lleva viviendo del cuento, es decir, del erario público directamente, la friolera de cuatro décadas. Eso sin contar los años que su padre sirvió al régimen franquista, como gobernador civil, como represor de las libertades ciudadanas, lo que aumenta considerablemente los años que lleva el buen Jesús, viviendo a costa de todos los españoles. Como parásito de buena cepa, eligió el camino que toman todos los de su especie, la política, y continuar así viviendo a todo trapo y sin dar un palo al agua.
    
     Primero en la extinta UCD, refugio natural de los franquistas "arrepentidos", para dar el salto despues a la vieja Alianza Popular y auparse al primer cargo político de importancia, nada menos que diputado por su cortijo natal, Soria. De ahí, el avance fue meteórico y encadenó cargos y puestos, uno detrás del otro, para no soltar la golosa nómina de las arcas públicas. Consejero de Fomento y después, presidente de la Junta de Castilla y León, como sustituto de su colega y cómplice Aznar. Ministro de Agricultura con el mismo enano bigotudo y al mismo tiempo, conservando la curul de diputado, misma que lleva calentando los últimos veinte años sin aportar prácticamente nada, hasta conseguir la presidencia del Congreso de manos de Plasmariano Rajao, como premio a su fidelidad perruna y disciplina de partido. Y hasta ahí, todo parecía discurrir tranquilamente para éste soriano, marqués consorte y beneficiario de la industria del alcohol, que le reporta pingües ganancias que incrementan su ya crecido patrimonio personal.
 
     Pero el hartazgo de la sociedad con la nefasta gestión del gobierno marianista, los casos de flagrante y desmedida corrupción de la clase política, del PP y el PSOE particularmente, ha desembocado en manifestaciones y marchas de protesta contra los recortes y decretazos del gobierno, lo que molesta la sensibilidad "democrática" del dinosaurio Posada, quien no duda en arrojarse al ruedo y lanzar encendidas diatribas contra "esos antisistema, terroristas y violentos" que amenazan la democracia y justificar las cargas policiales, los desahucios practicados por la banca y criminalizar de pasada, a los ciudadanos que protestan por que no tienen techo, ni pan que llevarse a la boca. Para el perro que guarda el Congreso, para el franquista que lleva bajo la piel del demócrata, los únicos ciudadanos modelo, son aquellos que se quedan en casa, que no protestan, que no exijen explicaciones, que prefieren "morir de hambre" antes que dejar de pagar la hipoteca.
 
     Por eso, no es de extrañar que a Posada, noble castellano por matrimonio y que no ha pasado hambre en su parásita vida, le parezca normal que su viejo colega, Álvarez-Cascos, haya cobrado hasta quince mil euros al mes en los noventa, una burrada en pesetas, con la mezquina justificación, de que hay muchos gastos de representación cuando se ¿trabaja? para la cosa pública. Y como el susodicho, muchos más que se lo han llevado calentito sin dar explicación alguna. También hace gala de mano dura aplicando el reglamento de la cámara baja. A los de que no son de su cuerda, claro está. Como a Joan Tardá, a quien expulsó de la tribuna por hablar en catalán. O los integrantes de la PAH, a quienes hizo sacar a empujones de la galería, mientras gritaba desaforado "¡Expúlsenlos, coño!", con su culo bien aposentado en su sillón. Pero no aplica la misma rectitud reglamentaria con sus cómplices, como la diputada Andrea Fabra, que gritaba "¡que se jodan!", cuando se hablaba de recortar el subsidio a los parados. O recriminar a la ministra Báñez, que juega al buscaminas y otros pasatiempos con los artilugios tecnológicos, mientras hay sesión en el Congreso.
 
     Para éste miserable, cacique y neofranquista disfrazado de demócrata, los ciudadanos no tienen derecho a protestar, ni salir en manifestación y mucho menos dirigirse al Congreso, donde supuestamente se encuentra la voluntad popular -popular del PP- , so pena de ser reprimidos y dispersados por las fuerzas policiales. Para éste dinosaurio, parásito político, lo mejor sería que el Pueblo siguiese ignorante, sumido en el oscurantismo intelectual y en la atonía social, para seguir medrando y viviendo del cuento por siempre y para siempre. A ver si terminan la legislatura. Veremos.

sábado, 20 de abril de 2013

LIBERTAD DE PENSAMIENTO

LA CONCIENCIA CIUDADANA
 
     Hace un par de semanas, en total discreción y sin algarabías, como era él mismo, falleció Jose Luis Sampedro a los 96 años. Su edad cronológica es lo de menos, se trata de su edad social y ciudadana, la que nos interesa y a la vez, nos motiva para no desfallecer ante la apabullante y calamitosa situación en la que estamos inmersos. A éste literato, de formación economista y profesor por convicción, se le recordará por sus palabras en favor de una "humanización" de las políticas económicas, de la remodelación de la estructura gubernamental para favorecer a los más débiles y desprotegidos y por su participación en los movimientos ciudadanos del último lustro, para conseguir una sociedad más informada y participativa en los temas políticos del país.
 
     Por desgracia, su preclara y tenaz sabiduría, en lo referente a la necesidad de sujetar la economía a las necesidades sociales y no al revés, no encontró el eco adecuado entre quienes fueron sus alumnos y terminaron amorrados al poder político en forma de ministros, como Boyer y Solchaga, quienes sucumbieron al narcisismo que invade a los poderosos y terminaron aplicando las teorías económicas del capitalismo salvaje y depredador, antes que las enseñanzas de Sampredro. No existen teorías, ni sistemas político-económicos perfectos, lo que hay son gobernantes y administraciones perversas, que subvierten y corrompen todo aquello que tocan, manipulando a la sociedad para conseguir sus particulares anhelos. Decía Sampedro, que el capitalismo hubiese podido ser un sistema para igualarnos a todos, con la teoría del esfuerzo personal para conseguir el progreso, pero que se quedó en meras intenciones al supeditar dichas aspiraciones al poder financiero, puesto que sin dinero no es posible la libertad de elegir ni de progresar.
 
     Sus últimas aportaciones al movimiento ciudadano, pasaron por negar los bulos gubernamentales en el sentido, de que la sociedad española había vivido por encima de sus posibilidades, afirmando sin tapujos, que habían sido las instituciones financieras y el gobierno, quienes habían posibilitado la creación y crecimiento de la deuda privada, al hacerse con activos tóxicos y productos financieros basura, así como conceder créditos desmesurados y sin garantías, para hinchar las hojas de resultados hasta límites impredecibles, con tal de ganar dinero sin importar las consecuencias. Y el gobierno avaló con su silencio e inoperancia, la catástrofe que se avecinaba. No queda más, que seguir su ejemplo y aprender de sus palabras, a través de la extensa obra literaria que nos ha legado, para continuar con el movimiento social que nos conduzca a la liberación intelectual, al pensamiento crítico y objetivo y sacudirnos la tiranía de gobiernos y mercados, que nos impiden crecer como sociedad.

domingo, 7 de abril de 2013

DE PALMERO A IDEÓLOGO POLÍTICO

LA NEODEMAGOGIA DE FLOR Y ANO
 
     La carrera política de Carlos Flor y Ano, está subiendo como la espuma de un detergente barato, merced a la gran facilidad que tiene para decir tonterías y chorradas, un día si y al otro también. Al parecer, es ésta una condición imprescindible en el PP, para progresar dentro de las filas del partido y acceder a los más altos puestos de dirección. Diputado gracias a las listas cerradas del sistema político, pues en Extremadura no ganó ninguna de las elecciones a que se ha presentado, ha conquistado por capacidad propia y con la aquiescencia de Plas-mariano, el derecho de salir a la palestra y decir burradas, representando el "pensamiento" ideológico del partido im-popular, sin cortarse un pelo y sin inmutarse lo más mínimo, ya sea en la televisión pública o mejor dicho, la televisión del gobierno, donde incluso la presentadora no ha podido disimular una sonrisa de conmiseración, hasta las cabinas radiofónicas y los programas de tertulianos a que le han invitado como "voz autorizada" del gobierno.
 
     Pero el culmen de su capacidad infinita para la estulticia y la mentira, han sido sus últimas declaraciones, hace apenas un par de días, en el sentido de que las políticas del gobierno y su partido, la "divina bicefalia", son las más bondadosas y samaritanas con los ciudadanos, en toda la Historia de la democracia y a la vez asegura, que todos los movimientos sociales surgidos para defenderse de ésas políticas, no persiguen otra cosa que llevarnos al caos y que la PAH y demás asociaciones, no les importan nada las personas a quienes dicen defender. Pero la estrategia de Flor y Ano y la cúpula de su partido, tiene más de dos mil años de recorrido y no aporta nada nuevo. Aristóteles ya la describía como "demagogia" (demos=pueblo y agein=dirigir) una estrategia para conseguir el poder político, mediante la manipulación de la opinión popular. La definición aristotélica exacta era, "la forma corrupta y degenerada de la democracia". Y en el PP, algo saben de corrupción y degeneración política. Además, Flor y Ano recurre a otro truco ancestral, "demonizar" al oponente. Es decir, asociar ideas y valores negativos con las personas o grupos contrarios, llamándoles filoetarras, violentos, antisistema, antidemocráticos, etc. Todo ello, con la finalidad de crear prejuicios en el resto de la ciudadanía, que aún no se decide a tomar partido por defender sus derechos y libertades.
 
     Además, Flor y Ano, el neodemagogo de pacotilla, se escuda en la supuesta "legitimidad" de los votos que obtuvo el PP en las elecciones y que según su particular interpretación de la democracia, les supone un cheque en blanco para hacer y deshacer a su antojo, ya que "las urnas han hablado" y convierte en cómplices a los once millones de ciudadanos que confiaron en el PP, para reflotar la complicada situación del país, convirtiendo la actual legislatura en una auténtica tiranía que no responde ante nadie, ni siquiera ante sus votantes, muchos de ellos desencantados e irritados, que los llevaron en volandas al poder. Éstos demagogos y tiranos, se han arrogado el derecho de interpretar, a su modo claro, los deseos y aspiraciones de la sociedad, confiscando al más puro estilo medieval, la soberanía y el poder, que teóricamente pertenecen al Pueblo. La demonización del oponente primero y el victimismo patético después, vertebran la estrategia demagógica del gobierno, a través de la meliflua personalidad de Flor y Ano, ante la espantada de la Cospe después de su "simulación en diferido", con la finalidad de aguantar el chaparrón que tienen encima y sacudirse la presión social de una ciudadanía harta de las mentiras de Plas-mariano y su séquito de aduladores y demagogos de chichinabo.

jueves, 4 de abril de 2013

LA REALEZA INSACIABLE

BRIBONES AL BANQUILLO
 
     Por fin, después de una odisea de varios años y de los vanos y patéticos intentos de la casa real por desviar la atención por la menor de la infantas borbónicas, el juez Castro, instructor del caso Noós, ha imputado a Cristina Borbón como "cooperadora necesaria", en los delitos fiscales y fraudulentos de su marido, Iñaki Urdangarín. Aunque la noticia suena a todas luces como una bomba, habrá que esperar al día en que tenga que personarse en el juzgado de Palma, para responder a los cuestionamientos del juez y sacar algo en claro de su declaración. De entrada, la imputación de un miembro directo de la familia parásita e intocable, ya tiene una lectura social importante, en el sentido de enviar un mensaje a la ciudadanía, harta de tanto chorizo con pedigrí, de que por lo menos se van a molestar en acudir a un juzgado como cualquier hijo de vecino y que Cristina deberá hacer el "paseíllo" por la rampa que conduce a la sede judicial. Y tiene suerte, los últimos borbones que hicieron un paseíllo para que el Pueblo los viese, terminaron con la cabeza rodando hasta una cesta en la Plaza Mayor de París.
 
     La larga y extensa carretada de escándalos, delitos y abusos de la dinastía borbónica y sus allegados y palmeros, conocidos todos por ser del dominio público, por fin encuentran una vía de salida y reconocimiento a nivel jurídico, a pesar de la rabiosa oposición de los partidos políticos mayoritarios, PPSOE, quienes de manera torticera y antipopular, han hecho todo lo posible por preservar la impunidad y opacidad, en las acciones de éste anacronismo social, que es la monarquía española. No lo han hecho por simpatía, ni por convicción, si no por el evidente beneficio que les reporta mantener ésas condiciones. Pero el asunto apenas está comenzando y además de la lógica oposición del gobierno, el fiscal anticorrupción se ha posicionado en contra de la decisión de Castro de imputar a la infanta. La cosa tiene pinta de serie policíaca, un poco cutre y casposa. Da la sensación, de que los encargados de llevar el tema, el fiscal y el juez, se han adjudicado los papeles de "poli bueno" y "poli malo". El bueno es Castro imputando a la infanta y Horrach, el fiscal, es el malo. Igual es una treta para distraer a la ciudadanía, ya que al fin y al cabo, será otro juez el encargado de juzgar el asunto al final de la instrucción.
 
     En los próximos días, veremos como avanza la cosa y si la imputación y declaración de Cristina, conduce a nuevas pistas sobre los negocios turbios de Urdangarín, Torres y compáñía y si se demuestra fehacientemente, que el borbón mayor participó de los choriceos de su parentela. De momento, la monarquía medieval que los ciudadanos sostienen con sus esfuerzos, parece resquebrajarse un poco más. Muchos esperamos, que acabe por derrumbarse como el edificio podrido que es.

miércoles, 3 de abril de 2013

EL EXPERIMENTO CHIPRIOTA

EXAMEN A LA EUROZONA
 
     Lo que está sucediendo en Chipre, uno de los muchos paraísos fiscales que existen en el Viejo Continente, no es más que un experimento de los grandes organismos financieros, véase Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, para implementar futuros métodos de expoliación a los países de la Tierra. Los organismos antes mencionados, no representan a ningún país o gobierno, sino a los dueños del dinero, a los especuladores, a los bancos que controlan los movimientos de capitales y divisas. A pesar de ser los entes que tienen la función de vigilar y disponer los diques de contención de las crisis económicas mundiales, resulta obvio que no están por ésa labor, pues además de no preveer sus apariciones periódicas, tampoco realizan ninguna clase de acciones para detenerlas, no digamos ya para resolverlas, ni evitar que condenen a millones de personas en todo el mundo al hambre y la indefensión absoluta. Antes bien, hacen todo lo posible por que las dichas crisis sean cada vez más agresivas y destructoras.
     Representando al sistema capitalista más salvaje e inhumano, promoviendo el endeudamiento casi total de los países y en contubernio descarado con la clase política, quienes controlan el sistema financiero son cada vez más voraces e insaciables y no dudan en convertir a un país, grande o pequeño, da lo mismo, en el laboratorio donde experimentan sus métodos de obtención de beneficios. El invento de la Unión Europea, más nominal que efectiva, les permite probar sus teorías económicas, sin que importe en lo más mínimo, el hundimiento social de sus ciudadanos, a quienes conservan en calidad de esclavos que producen todo tipo de satisfactores, para su exclusivo uso y disfrute. Si el experimento sale bien, pues más beneficios. Si el asunto sale mal, no tiene importancia. Hay más países disponibles para seguir experimentando e inventando toda suerte de acrobacias macroeconómicas recaudatorias. El asunto de Chipre, lo han resuelto a base de meter la mano en el bolsillo de los pequeños empresarios y ciudadanos comunes, que son quienes puedan tener depósitos de 100 mil euros o más. Los evasores fiscales de pura cepa, ya han sido previsores y sacado sus miles de millones, vía las sucursales de los bancos chipriotas en Rusia, Inglaterra o Luxemburgo, después de recibir el chivatazo de, claro está, los dirigentes de los organismos financieros internacionales, entre ellos, el mismo primer ministro de Chipre Anastasiadis, quien ha puesto a buen recaudo la fortuna familiar.
 
     La pregunta, retórica si cabe, es ¿cuál de los estados europeos con problemas será el siguiente? España tiene bastantes papeletas de la lotería para llevarse el premio gordo y hundirse más si cabe, en el abismo de la crisis económica y política que padecemos. Con una prima de riesgo oscilando entre los 300 y 400 puntos, la economía interna deprimida y la deuda soberana en manos de lobbys financieros internacionales, los pronósticos sobre el rescate y posterior desplome del país, no son para nada hipotéticos. Pero claro está, las consecuencias de un rescate total del país, no caerían sobre los bancos de Botín, González o Fainé, ni tampoco sobre los imperios de Amancio Ortega y Florentino Pérez, mucho menos sobre los dineros de Rajoy, Zapatero o Bono, quienes seguramente ya los tienen a buen recaudo. Los platos rotos de dicha catástrofe, los pagaremos los ciudadanos comunes, de a pie, los que caminamos por las calles y entramos en los bares de barrio, las amas de casa y los estudiantes. Eso, si una verdadera revolución social no estalla antes. Ojalá y así sea.


lunes, 1 de abril de 2013

EL NEGOCIO DE MARIANO

REGISTRADOR DE LA ¿NACIONALIDAD?
 
     El más reciente de los proyectos de ley del gobierno marianista, es el de la modificación de la Ley del Registro Civil para la concesión de la nacionalidad española, trámite que se ejecutaba en las oficinas registrales de toda la vida, pero que a poco tardar, deberán realizarse en las notarías privadas de los amiguetes de Marianico. Resulta, que en el ministerio de Justicia del pingüino Gallardón, se han sacado de la manga la carta del cambiazo, para que sean los notarios y registradores los que se ocupen del asunto de tramitar nacionalidades, por un módico precio claro está. De entrada, a los más encendidos defensores de la "españolidad", les parece una idea buenísima, ya que en dicho anteproyecto de ley, los requisitos para acceder a la nacionalidad, incluyen apartados como el conocimiento de la lengua e Historia españolas, así como de cultura y costumbres, valores constitucionales, etc. Todo eso está muy bien, pues cualquier extranjero que solicite la nacionalidad debería tener un mínimo conocimiento sobre los campos antes descritos. Lo que ya no es muy normal, es que la tramitación de dichos asuntos deban pasar por la caja del gremio del presidente del gobierno, quien por cierto mantiene su plaza de registrador, la cual le reporta buenos ingresos además de su salario y los sobres que Bárcenas le pasaba bajo cuerda hasta antes de ayer.
 
     Y uno se pregunta el por qué de tal decisión. La respuesta es muy simple. El gremio de Rajoy, que se ha forrado durante el auge de la burbuja inmobiliaria, dando fe y legalizando cientos de miles de hipotecas basura, tasaciones surrealistas y desahucios a tutiplén, ahora con la crisis ha visto mermado su nicho de negocio y como no podía ser menos, ha llorado un poco en la Moncloa para que le diesen una nueva concesión con la que poder resarcirse. Y allá va Marianico al rescate y les pone en bandeja de plata otro chollo para forrarse. ¿Acaso no hay funcionarios de sobra para realizar ése trámite? Seguro que sí. Y es que encima, la última palabra para la concesión de la nacionalidad la seguirá teniendo el ministerio de Justicia, es decir, el gobierno. Así que, mientras el notario hace caja con el extranjero que solicita el trámite, será Gallardón quien diga Sí o No, según le amanezca el día. En todo caso, poco importará si el extranjero se sabe de corrido el listado de los reyes visigodos, la alineación completa de "La Roja", dónde nace el Ebro y la lista de amantes del borbón, mientras palme religiosamente con la tarifa que impongan los notarios. Además, se harán diferentes convocatorias para solicitar la nacionalidad, así que si no se atina a la primera, ya habrá otras oportunidades, pagando claro está, para acceder a la misma.
 
     Por supuesto, quedan exentos de éste requerimiento los mafiosos rusos, chinos y latinoamericanos, quienes pueden adquirir la residencia de inmediato, previa compra de un "pisito", por la módica cantidad de 160 mil euros de nada y que no necesitan en absoluto, la golosa nacionalidad española para inundar de drogas, trata de seres humanos y demás negocios gangsteriles a toda la geografía nacional. La medida no es más que una cortina de humo del gobierno, que utiliza una vez más el tema de la inmigración para distraer la atención de la sociedad de los escándalos de corrupción y al mismo tiempo, favorecer los intereses privados de un sector al que pertenece el presidente del gobierno. Si ésto no es un caso de prevaricación y tráfico de influencias, que baje dios y lo vea. ¿Será acaso, que Marianico está dejando bien atado su futuro por sí no repite en las próximas elecciones?

viernes, 29 de marzo de 2013

¿QUIÉN DIJO ACOSO?

PRESIÓN SOCIAL A LA CLASE POLÍTICA
 
     Desde hace un par de semanas, estamos acudiendo a un fenómeno inédito en la vida pública española: La presión social a la que se está sometiendo a la clase política en general y a los diputados del PP y algunos miembros del gobierno, también del PP, en particular. Al parecer, la capacidad para el sufrimiento de la ciudadanía en España, sobre todo de las clases medias y bajas, está llegando a su límite y no están ya dispuestos a tragar con los abusos continuados y salvajes de las administraciones públicas y sus cómplices de la banca. Y ha sido un colectivo de los más vapuleados, los afectados por las cláusulas abusivas y usureras del sistema hipotecario, quienes se han lanzado a las calles para seguir a los responsables políticos allá donde vayan, ya sean sus centros de ¿trabajo?, domicilios particulares o lugares de ocio, para recordarles que sus acciones cobardes y viles contra la sociedad, no escaparán de la mirada acusadora y vigilante de los ciudadanos. Las actitudes cómplices y serviles de la clase política para con el sistema financiero y los mercados, han conducido a un clímax de frustración y crispación entre los grupos más afectados de la sociedad, que no han tenido más opción que recurrir al llamado "escrache" o marcaje personal y continuado de aquellos que tienen la obligación moral y civil, de velar por los intereses colectivos, pero que hacen precisamente todo lo contrario.
     Instaurados en la Argentina del famoso "corralito", los escraches son una de las vías que tiene la sociedad, de recordar a los políticos sobre la obligación que tienen de legislar a favor del pueblo que los vota, indirectamente gracias al sistema de listas cerradas, y que les paga sus buenos salarios y privilegios, para que trabajen en ése sentido. La aceptación de la ILP a trámite en el Congreso, no garantiza que vaya a ser votada y convertida en ley, dada la mayoría absoluta e intransigente que ostenta el PP en el parlamento, con lo cual se legitima el derecho del pueblo, para recordar a cada instante a los diputados populares, que su posicionamiento a favor de la banca es diametralmente opuesto a los intereses de la sociedad. Es por ello, que la PAH, Plataforma de Afectados por la Hipoteca, el colectivo Stop Desahucios y las agrupaciones de estafados por las preferentes, se han impuesto la tarea ingente y exhaustiva, de perseguir a los políticos, como si del cobrador del fracse tratasen, para que éstos no se olviden de a quienes deben su posición privilegiada. Tampoco han faltado las vociferaciones de la derecha rancia, como las de la delegada del gobierno en Madrid, la inefable Cristina Cifuentes, la misma que manda apalear estudiantes y personas mayores, la que grita a voz en cuello, que los escraches son "kale borroka", acciones terroristas y que los ciudadanos hastiados por los abusos de la banaca y los políticos, son elementos filoetarras y altamente peligrosos. Lo que no tiene ésta personajilla, es un ápice de vergüenza, ni tampoco una pizca de sentido común. Tal es el talante del gobierno de anencefálicos que ¿dirige? el país.
    
     Los escraches seguirán, a pesar de las amenazas de la policía neofranquista del gobierno, que ya predica sobre la posibilidad de identificar a los ciudadanos que participen en éstos actos "terroristas", con la finalidad de intimidarlos y proteger a los políticos de lo que llaman acoso, pero ni por esas conseguirán que la gente siga saliendo a las calles a luchar por su dignidad y por detener las acciones, éstas sí claramente abusivas y estafadoras de la bicéfala clase político-financiera.


lunes, 18 de marzo de 2013

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS CHORRADILLAS...

...O EL SOMBRERERO LOCO Y EL CONEJO
 
     Españistán, Cazurrolandia o el País de las Chorradillas, ésas son las denominaciones que describen la realidad de un país sobrepasado por los casos de corrupción, nepotismo, crisis económica y política, etc. Además de la execrable actitud de la llamada "casa real" con sus escándalos de tráfico de influencias y prostitución internacional, son los dos principales partidos políticos, PP y PSOE, PPSOE para los amigos, los que se han repartido el poder y el territorio, dejando la figura del dictador Franco, al nivel de una caricatura casposa y trasnochada. Los casos de Luis Bárcenas, Ana Mato, Amy la columnista fantasma y más recientemente lo sucedido en Ponferrada, pequeña pero importante localidad del Bierzo en la provincia de León, ponen de manifiesto por enésima ocasión, que a la casta política únicamente le interesa alcanzar el poder, al nivel que sea, local, autonómico o estatal y que lo del mantra de la "ideología", no es más que la cortina tras la que se guarecen la pandilla de seres asquerosos, que son los políticos en general y los del PPSOE en particular.
 
     La patética actuación de Rajoy, Cospedal y demás prestidigitadores del PP, intentando sacarse trucos, soluciones, explicaciones y demás chorradillas de la chistera del partido, ha dado la vuelta al mundo y mostrado como ejemplo, lo que da de sí un gobierno como el español. Del mismo modo, la inexplicable ausencia y silencio de Rubalcaba, quien se apunta a la moda de no dar explicaciones, ni responder preguntas de la prensa sobre los asuntos que pringan de mierda al PSOE, pone de manifiesto la catadura moral de una oposición, que supera al conejo del cuento a lo que esconderse y no dar la cara se refiere. La capacidad para el engaño y la mentira, para dar a la opinión pública la percepción de que todas sus acciones, privadas o públicas, han sucedido por obra de maquiavélicas conjuras y complots, parecen obra de un hipnotizador, de un mentalista o de un vulgar titiritero como es el caso de Rajoy el estafador. Pero Rubalcaba no lo pierde de vista. Le va a la zaga, apenas un pasito atrás, merced a su anodina y minúscula figurilla conejil, la que escurre al menor atisbo de follones, enviando a sus capitostes Valenciano y López a comerse el marrón de Ponferrada.
 
     Nadie dimite, nadie renuncia, nadie asume responsabilidades reales, ni tampoco asumen culpas propias o de colegas del partido. La culpa siempre la tienen los "otros", los de enfrente. Los responsables siempre son "otros", los de enfrente. Lo que pasa, es que ésos "otros" son ellos mismos. Siempre los mismos.

sábado, 16 de marzo de 2013

EJEMPLO DEMOCRÁTICO

REFERÉNDUM EN LAS MALVINAS
 
     Hace unos días, se llevó a cabo un referéndum en las Islas Malvinas o Falkland, para determinar si los casi tres mil habitantes del archipiélago, ubicado en el Atlántico Sur, decidían permanecer bajo la soberanía británica o pasar al dominio de la República Argentina. Éste se saldó con un contundente 99,8% de votantes a favor de mantenerse bajo la bandera del Reino Unido . El litigio internacional, que mantiene enfrentados a Inglaterra y Argentina desde 1833, año en que las islas pasaron al dominio colonial británico, no ha podido ser resuelto ni por la guerra de 1982, en la que Inglaterra salió triunfante, ni por los numerosos intentos diplomáticos con los que la nación sudamaricana intenta recuperar el territorio insular.
    
     Pero más allá, de cuál país tiene razón o derecho sobre la soberanía de las islas, ya sea aduciendo razones de herencias históricas o bélicas, deben ser los habitantes, los ciudadanos que viven en los territorios en disputa, quienes decidan libremente sobre su futuro y el futuro de sus hijos. Antes que las razones de los estados, deben primar los derechos de las personas, de aquellos que se esfuerzan cada día por sostener la economía y estabilidad del lugar en el que viven. Tampoco es de extrañar que los malvinenses o kelpers, hayan optado por la Rubia Albión, antes que por la República del Río de la Plata, ya que la calidad democrática y las condiciones socioeconómicas de la Gran Bretaña, que les reconoce como ciudadanos de pleno derecho, nada tienen que ver con ésas mismas condiciones en la Argentina, cuyo larga tradición de populismo, dictaduras, pobreza y corrupción institucional, lastra el desarrollo social del país, e inevitablemente, conduciría a las Malvinas a una degradación sistemática de su calidad de vida.
 
     El referéndum en las Falkland, como son conocidas en el ámbito anglosajón, no hace sino confirmar el deseo y voluntad de los ciudadanos, por sobre las aspiraciones políticas de los gobiernos argentino y británico. Es ésta, una lección democrática de altura, sin parangón en éstas latitudes hispanoamericanas, donde prevalecen los gobiernos totalitarios camuflados bajo una capa de maquillaje democrático. Herencia clara del carácter latino que dejaron los españoles. Pongamos como ejemplo el caso de Gibraltar, también bajo pabellón inglés, pero enquistado en el sur de España, donde los "llanitos" o gibraltareños, no quieren ni oír hablar de volver al dominio hispano. O el tema de Cataluña, donde un amplio porcentaje de la población catalana, pide que se les deje decidir sobre su destino. A lo que se opone drásticamente el estado español. Cosa que sí admite Inglaterra con Escocia, la cual celebrará un referéndum próximamente para decidir si se mantienen dentro del Reino Unido o se independizan totalmente.
 
     La democracia, no es ir a votar cada cuatro años a una lista cerrada de políticos que hacen lo que les viene en gana, sino devolver a la sociedad las armas necesarias para refrendarla cuando es necesario y la figura del referéndum, es una de ésas armas de la democracia.

martes, 12 de marzo de 2013

CHÁVEZ Y EL CULTO A LA PERSONALIDAD

CUANDO EL HOMBRE SE HACE MITO
 
     La reciente desaparición física del hombre fuerte de Venezuela, Hugo Chávez Frías, comandante del ejército bolivariano y presidente por obra y gracia de un golpe de estado fallido y un indulto truculento, no ha provocado otra cosa que la representación tragicómica de un nuevo capítulo del culto a la personalidad, común y corriente en las dictaduras de corte comunista y dictatorial. Dadas las características de los regímenes tiránicos, donde la figura del líder, del dirigente máximo, del guía ideológico, representa el cúlmen de la vida social y política del estado, no es de extrañar que la muerte de Chávez desembocara en las mesiánicas palabras del heredero del régimen, Nicolás Maduro, en el sentido de que el comandante no había muerto y que aún seguían sus directrices al pie de la letra. Todo ello ante una multitud enfervorizada, contagiada por el virus de tres lustros de poder chavista, entregada por completo al tótem cuasi religioso que representaba el militar golpista.
         
     Pero lo que ha derramado el continente del asombro, ha sido la decisión de Maduro de embalsamar el cadáver de Chávez, de mantenerlo "vivo" para la posteridad y exhibirlo en una urna de cristal, al puro estilo de otro líder comunista Vladimir Ilich Ulianov, mejor conocido como Lenin, quien murió en 1924 y desde entonces ha sido exhibido en un mausoleo de la Plaza Roja de Moscú. O el mismo Iossif Vissariónovich Dzhugashvili, mejor conocido como Stalin, fallecido en 1953, aunque fué después defenestrado por Jruscheff  y retirado del lado de Lenin. O Gueorgy Dimitrov, búlgaro, presidente de la internacional comunista y fallecido en 1948. Klement Gottwald, presidente de Checoslovaquia. Ho-Chi-Minh, presidente de Vietnam, Agostino Neto, presidente de Angola. Mao-Tse-Tung, presidente de China. Los Perón, Juan Domingo y Eva, Ferdinando Marcos, presidente de Filipinas, etc. Y más recientemente, el líder norcoreano Kim-Jong-Il. Todos ellos, líderes y guías de regímenes políticos dictatoriales y populistas al mismo tiempo, que jugaron con las esperanzas e ideales de sus pueblos, por una vida mejor y más justa que no alcanzó a materializarse jamás y que representan los ejemplos más conocidos del culto a la personalidad de unos líderes de masas. Seguidores de la utopía comunista, basada en la igualdad de todos los miembros de la sociedad y que terminaron por corromperse, la mayoría, perdiendo la batalla ante el poder del dinero y del sistema capitalista.
 
     Lo que viene a continuación para Venezuela, si nadie lo impide, es un periodo de transición e inestabilidad sociopolítica, todo ello en el marco de una nación carcomida por la violencia y la corrupción, donde el delfín designado por el tirano, Maduro, competirá por mantenerse en el poder con el candidato opositor, Capriles, quien cuenta con las simpatías del 45% del electorado venezolano. Las elecciones están ya convocadas y los candidatos igualados. Falta por ver si el fantasma embalsamado de Chávez, es lo bastante influyente para decantar la balanza en favor de su heredero y la continuidad de la revolución bolivariana.

domingo, 10 de marzo de 2013

DE LA MENTIRA A LA ESTAFA

EL MENTIROSO PREVISIBLE
 
     Durante la campaña electoral, que en el caso de Rajoy duró ocho largos años, el actual presidente del gobierno no se cansaba de salir a la palestra, púlpito o escenario que le prestasen, para largarnos la monserga de que él era y es, un tipo fiable y previsible, de los que no salen con sorpresas de última hora, de los que mantienen la palabra empeñada a cualquier coste. Después de un año de gobierno marianista, sí ya tiene nombre su gestión,  a la vista están los resultados de su "previsible" actuación y logros. Un millón más de parados, caída libre del consumo interno, mutilación infame del estado del bienestar y sobre todo, un aumento extraordinario del autoritarismo gubernamental. Pocas semanas le bastaron a éste mitómano de pro, para desdecirse de sus promesas e incumplir todos y cada uno de los puntos de su ensalzado programa electoral. En solamente doce meses, subieron los impuestos, recortaron derechos sociales, "rescataron" a la banca, reformaron el espectro laboral y hasta ha tenido tiempo, para refocilarse y reírse de los ciudadanos con el asunto de Luis Bárcenas, quien además de pasarle un sobre con 25 mil euros a Rajoy durante muchos años, ha tenido la desfachatez de pasearse por medio mundo, antes de que le retiraran el pasaporte para que se quedase quieto en casita. Todo ante el mutismo o más bien autismo exhibido por el presidente del gobierno.
 
     La estafa perpetrada por el PP en general y por Rajoy en particular, es de una desvergüenza e inmoralidad rayana en lo criminal. Pero resulta, que los partidos políticos y sus representantes, están exentos de responder política y penalmente por el incumplimiento del contrato social que es una elección a un cargo público. Si un partido político o un candidato, expone a la ciudadanía lo que piensa hacer cuando gobierne y, una vez conseguida la elección en las urnas no cumple lo prometido, no pasa absolutamente nada. Pero la cosa cambia si dicho contrato lo llevan a cabo dos particulares, es decir, que Paco le dice a Pepe que le vende un coche por tanto dinero, Paco deberá cumplir a rajatabla lo pactado en el contrato o se arriesga a terminar en un procedimiento civil o penal. Un programa electoral es un contrato mediante el cual, un partido político manifiesta su voluntad frente al electorado, quien manifiesta a su vez, que acepta dicho compromiso dándole el voto para que acceda al poder. Quiere ésto decir, que hay una obligación legal que debiera ser exigida civil y penalmente, ya que dicho compromiso debe ser cumplido.
 
     Pero una cosa es lo que diga el Código Civil al respecto en su artículo 1261, sobre los elementos necesarios para considerar la validez de un contrato, es decir, el consentimiento, el objeto y la causa y otra muy distinta, que el político de turno, en éste caso Rajoy, cumpla la palabra empeñada en el contrato, ya que una vez ungido de la "voluntad popular", parece que sea eximido de la obligación de cumplirla. Se concluye así, que Rajoy mintió, miente y seguirá mintiendo sin ninguna clase de escrúpulos, puesto que ha sabido desde el principio que no cumpliría con su programa. Ha hecho uso de una estrategia electoral basada en la demagogia, aprovechando la pésima gestión del PSOE en los inicios de la crisis, para auparse al poder y echar la culpa de todos los males a la herencia recibida, que algo hay de eso, pero que no lo exculpa para nada por no cumplir con su programa electoral, ya que mucha de ésa herencia corresponde a las autonomías gobernadas duránte décadas por el PP, como Madrid, Valencia y Castilla y León, y que son de las más endeudadas de España.
 
     Mariano Rajoy, Marianico, Marianete, o cómo quiera usted llamarlo, es un mentiroso y un estafador. Además de un caradura, que no ha tenido el menor empacho en reconocer públicamente, que no ha cumplido su palabra y que no la cumplirá, hasta que no esté satisfecho (él o ¿Merkel?) con el objetivo de control de déficil público. Si algo no sucede antes, si la sociedad no reacciona, si los ciudadanos no se echan a la calle a por todas, nos esperan tres años más de marianismo y de la más monumental estafa pública de éste país en lás últimas décadas.

sábado, 2 de marzo de 2013

LA MANIPULACIÓN, SEGUN CHOMSKY

GOBIERNO MANIPULADOR
 
     La casta política en general y cuando gobierna en particular, posee uno de los más altos grados de manipulación mediática de que se tenga conocimiento. Según Noam Chomsky, filósofo y activista norteamericano, el poder gubernamental, sea de la ideología que sea, utiliza de manera generalizada, todos los métodos que estén a su alcance para manipular a la opinión pública y conducirla hacia los derroteros que convengan a sus intereses. Chomsky habla de 10 estrategias para tal fin, siendo las siguientes dos, las más importantes a mi forma de ver. La primera, es la manipulación de la Educación. Encaminada a mantener a la sociedad en una permanente ignorancia y mediocridad, haciendo que la gente sea incapaz de comprender las tecnologías y métodos encaminados a sujetarlos al control gubernamental. La clave está, en que la calidad educativa que se ofrece al grueso de la población, sea de lo más pobre y mediocre, tanto en recursos materiales, como en recursos humanos. De tal manera, que la brecha entre las clases inferiores y superiores se mantenga y amplíe, haciendo imposible que los de abajo alcancen a los de arriba. Para muestra, varios botones. A pesar de la evidente fragilidad del sistema educativo español, los diferentes gobiernos que han pasado y estan en la Moncloa, han favorecido y favorecen a los centros educativos privados y concertados, en detrimento de los centros públicos. Las subvenciones, ayudas y privilegios a la empresa privada que gestiona dichos centros educativos, ayudan a preservar la desigualdad de oportunidades entre las clases superiores y las inferiores, provocando la desastrosa situación educativa que nos coloca a la cola de Europa. Los continuos cambios en los programas de estudio, las reformas educativas al servicio ideológico del gobierno de turno y los recortes en los recursos, no pronostican nada bueno para la Educación en España.
    
     La segunda estrategia, es el Control Social, para lo cual utilizan la distracción como herramienta principal. Ello consiste, en mantener y desviar la atención de la sociedad, de los asuntos verdaderamente relevantes, de las actuaciones de las élites políticas y financieras, mediante la proyección de noticias e informaciones insignificantes, para mantener cautivadas a las masas sociales incultas e ignorantes, con temas sin importancia real, pero que hacen mucho ruido. A ésto se le denomina, aborregar a las masas. Para ejemplo, un par de botones mas. El caso Bárcenas, con todo el revuelo mediático que provoca, desvía la atención de la mayoría en el sentido de que parece un problema del PP, con sus estrambóticas novedades y patéticas explicaciones de la Cospedal y demás capitostes del partido popular, quienes salen a comerse el marrón con tal de salvaguardar al presidente del gobierno, Rajoy, quien a su vez es presidente del partido y así, desmarcar al gobierno del rocambolesco asunto del ex tesorero. Otro caso similar, es el de la cortesana y amiga del rey, Corinna Wittgenstein, a quien han señalado como una de las responsables de los chanchullos y choriceos de Urdangarín, precisamente para quitarle peso a la responsabilidad que tenga el borbón en los casos de corrupción y tráfico de influencias, con los negocios de su yerno. Toda la carga mediática se traslada a la conseguidora danesa y se desvía la atención de un monarca viejo y acabado, para que intente capear el temporal que tiene encima y mantener la corona sobre su testa, el tiempo suficiente para pasarla a su parásito heredero.
 
     Todo eso se cocina en los consejos de ministros de los viernes, además claro está, de otras estrategias más mundanas, como cuál es la mejor manera de seguir exprimiendo a los contribuyentes, qué recortes han de hacerse en la sanidad, cuánto más hay que subir los copagos a los ciudadanos, cómo van a tapar el nuevo agujero de Bankia y dónde van a colocar a la ministra Mato, para que no siga poniendo su careto de anencefálica cuando le preguntan por el jaguar de su garaje. Para ello, siguen despidiendo maestros y catedráticos, además de aumentar las transmisiones de sálvame y gran hermano. Ya lo escribió el poeta Juvenal, allá por el siglo I: Al pueblo pan y circo. Aunque ahora mismo, hay más de lo segundo que de lo primero.

sábado, 23 de febrero de 2013

REPUDIO A LA MONARQUÍA

LOS REALES PARÁSITOS
 
     Las palabras de Pere Navarro, miembro de la ejecutiva del PSC, en el sentido de que el rey debe abdicar en el príncipe para que éste lidere una "nueva transición", ha sentado como balde de agua fría en las altas esferas políticas y financieras del país. A pesar de que el dirigente socialista no indica que la monarquía debe terminar, sino solamente cambiar de testa coronada, poco han tardado los monárquicos de "pro" y los monárquicos por conveniencia, en salir a vociferar que Navarro es un irresponsable, un bocazas, que no es momento de señalar a la casa real, que sí ésto o aquello. Lo normal vamos, cuando se toca la sacrosanta institución de la monarquía borbónica. Pero lo dicho por Navarro, no es ni por asomo, comparable con lo que piensa y dice una gran parte de la ciudadanía española, harta de que en España perviva una lacra del pasado, un anacronismo medieval, que supone una afrenta para millones de personas que creen en la democracia, y que no comulgan con la circunstancia de que una familia de pretendida sangre azul, viva con todo tipo de lujos y privilegios a costa del sudor y sacrificio de todo un pueblo, que encima soporta una de las mayores crisis económicas de la Historia moderna.
    
     La corrupción y porquería, acumulada durante los últimos cuarenta años y que sale por las alcantarillas de la Zarzuela inundándolo todo, mantiene en jaque a la figura del rey, quien intenta por todos los medios aferrarse al trono esperando que pase la tormenta y poder así pasarle el testigo a su real y parásito vástago, con la intención de que los borbones sigan amorrados a la teta del estado. Las últimas noticias, demuestran la intervención del rey en los negocios de Urdangarían, vía su testaferro García Revenga, su participación en agilizar presentaciones y abrir puertas de despachos para que su yerno accediese a los dineros de los ciudadanos, no bastándole con la inmensa fortuna acumulada en decenios de actuar como "conseguidor" para las grandes empresas, ni recibir millones de euros públicos como "sueldo", por vestirse de payaso con medallas y presidir actos, desfiles, reuniones, cenas y bailes, donde recibir a las cúpulas mafiosas que hacen negocios en España.
 
     Los borbones son herederos del franquismo y los primeros en aprovechar la inercia derivada de la transición, compinchándose con la clase política disfrazada de democracia, para repartirse alegremente el país en forma de autonomías, quedándose ellos con la jefatura del estado para seguir viviendo del cuento y sin dar un palo al agua, haciendo oídos sordos a las necesidades del pueblo al que dicen representar, mientras desfilan por alfombras rojas y lucen elegantes vestidos y joyas, sonriendo y departiendo al más puro estilo de una familia de gángsters. Pero ahora tienen miedo. Temen a que la capacidad del Pueblo para recibir putadas, esté llegando a su límite. A que sus desvergonzadas e impunes correrías, terminen por desbordar la cloaca en la que tienen asentado el trono. No es baladí, que los distintos gobiernos que pasan por la Moncloa, eviten a toda costa aceptar un referéndum sobre la continuidad de la monarquía. No quieren que el Pueblo soberano manifieste su repudio, su hartazgo, por una familia que no se representa sino a sí misma. En vano suenan las voces de políticos, empresarios y periodistas, lameculos todos, en sentido de que no hace falta convocar el referendo. Saben de sobra, que el respaldo popular a la casa real es frágil y circunscrito a una pequeña capa social, formada en su conjunto por personas sin escrúpulos que medran a la sombra de la corona y por otras tantas personas, incultas e ignorantes, que se ven a sí mismas como siervos y sirvientes, lobotomizadas por el interviú y el sálvame.
 
     Ahora es el momento del Pueblo, el momento para sacudirse de encima a una casta parasitaria y explotadora, el momento de recuperar la dignidad perdida y construir una verdadera democracia. De echar de las poltronas a la pandilla de delincuentes que se atrinchera en los congresos, en el senado, en la Moncloa y en la Zarzuela. Este es el momento. O lo aprovechamos, o no volveremos a tener una oportunidad como ésta en los siguientes cien años.
 
     

domingo, 17 de febrero de 2013

JUSTICIA RÁPIDA Y EXPEDITA

¿DEFENDERSE O RESIGNARSE?
    
     La imagen corresponde un asalto realizado en una joyería, de los muchos que se cometen a dirario por todo el país y que mantienen en jaque a un sector, que como el resto del tejido productivo del país, intenta sortear la crisis financiera de la mejor forma posible. Ayer mismo, en una joyería de Madrid, dos criminales armados intentaron atracar al dueño de una joyería, pero éste reaccionó de forma imprevista por los delincuentes, seguramente harto ya de sufrir actos de éste tipo y los enfrentó valientemente. Sacó su arma y disparó contra los maleantes, hiriendo a los dos de gravedad, antes de ser él mismo agredido por éstos, que se dieron a la fuga ante la imposibilidad de hacerse con el botín que iban buscando. Metros más adelante, caían en manos de la policía que acudió alertada por los disparos y el jaleo montado en la calle por los heridos. Al final, terminaron atendidos por los servicios sanitarios y trasladados al hospital más cercano para curarles sus heridas.
 
     Pero la cuestión aquí, no es que el joyero se haya defendido, lo que parece a todas luces lógico y comprensible, sino el por qué se ha llegado a éste extremo de inseguridad para que la ciudadanía tenga que hacer por sí misma, el trabajo que corresponde hacer a los cuerpos de seguridad policial. La respuesta es simple. Por la dejación y omisión de quienes ostentan el encargo público de legislar, juzgar y gobernar en éste país. Desde la restauración de la "democracia", la gestión de los sucesivos gobiernos ha sido de todo, menos democrática y justa. Se han dejado a posta, puertas y accesos, por los que la delincuencia se cuela a diario en la vida de la sociedad para corromperla, robarla y explotarla, y por ésas mismas puertas salen impunes, una vez cometidos los delitos y crímenes. De nada sirve, que haya una Constitución con leyes bien delimitadas, si después los encargados de aplicarlas y velar por su cumplimiento, las interpretan con su particular ideología política partidista. De nada sirve un Código Penal, con normas y métodos de control y castigo, si no hay verdadera voluntad de aplicarlos a conciencia. De nada sirve un Congreso, dónde según está representada la voluntad del Pueblo, si la práctica totalidad de los diputados son leales a sus líderes de partido y no a la sociedad que dicen representar y no se preocupan por dotarnos de nuevas leyes que frenen la impunidad de la delincuencia.
 
     La prueba más palpable de la dejación y omisión de aplicar la justicia, es la exasperante y deliberada lentitud con la que se instruyen los casos, la "inhibición" de los jueces para juzgar tal o cual delito, los pactos que se realizan con los mismos delincuentes para cerrar los casos que afectan "intereses especiales", véase caso Pallerols, Naseiro, etc. Además de los continuos desprecios hacia las víctimas al indultar o imponer penas levísimas a criminales, que luego se pasean alegremente por las calles y vuelven a delinquir constantemente, como el "Rafita", asesino de Sandra Palo y los conductores kamikazes. El último de tales casos, lo hemos sabido hoy mismo y casualidades de la vida, también tiene que ver con un intento de atraco a una joyería. El protagonista del asunto, Javier Saéz, más conocido como el "Niño Sáez" y que a sus 32 tacos ha tenido casi medio centenar de detenciones e ingresos "temporales" en comisaría, ha sido detenido nuevamente al intentar colarse, junto con otros tres delincuentes, en una joyería de Madrid. No pasaron ni 72 horas, cuando ya lo habían puesto en libertad y se marchaba tan ricamente a seguir con sus actividades delictivas. Luego entonces, si la sociedad se encuentra inerme ante los criminales, si los legisladores no legislan ni en caliente ni en frío, si los gobernantes no se interesan por aplicar las leyes y los jueces hacen lo posible por entorpecer y limitar la justicia, no queda otra vía que procurarse uno mismo la JUSTICIA de la manera más rápida y expedita, que no es otra que la de enfrentarse cara a cara con los maleantes si se tienen los medios para hacerlo. Y el joyero del barrio de Salamanca los tenía y ha hecho uso de ellos con toda legitimidad. Ha defendido su medio de subsistencia y por si fuera poco, también ha defendido su vida.
 
     Seguramente su atrevimiento y su derecho a defenderse, le cueste más de un disgusto con la misma justicia que ampara los derechos de los criminales a delinquir y su acto de legítima defensa, lo convierta en blanco de las iras de los "justos y rectos jueces", que entonces sí que aplicarán los máximos castigos del código penal, con la consigna dogmática de que nadie tiene derecho a tomarse la justicia por propia mano. Que le pregunten a los dos serbios, que se recuperan en el hospital magníficamente atendidos por la sanidad española, si no estan felices y contentos de tener una justicia a medida para los delincuentes. Habrá que empezar a tomar medidas similares, no hay que resignarse,  aunque se levanten voces de "entendidos" y bobalicones, que pontifiquen contra el derecho ciudadano de autodefensa. Como reza un viejo refrán: "De que lloren en mi casa, mejor que lloren en la suya".

sábado, 16 de febrero de 2013

LOS POLÍTICOS: EL VERDADERO PROBLEMA

LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA
 
     La figura del político profesional, aparece en la Historia de la humanidad con el encumbramiento del Imperio Romano y los primeros atisbos de una administración encaminada a controlar y someter los impulsos de la sociedad a un poder centralizado. Antes de los romanos, los griegos tenían dentro de sus limitaciones y proverbiales discriminaciones, un sistema llamado "democracia", en el que participaban todos los ciudadanos con derechos, para controlar lo que sus representantes hacían o dejaban de hacer con respecto a la gobernanza de las "polis" y a quienes no participaban en dicho sistema, les llamaban "idiotas" y se les apartaba y negaban los derechos de ciudadanía. Los romanos tomaron algunas facetas de la idea, pero con el matiz de que inventaron la figura del administrador civil común de la sociedad y cuya función primaria, era la de servir como colchón entre los poderes supremos, como los dictadores o emperadores y el resto de la ciudadanía. Así llegaron los senadores, los tribunos, gobernadores  y demás parásitos primarios, generalmente salidos de las capas "nobles" y militares, que bien pronto se olvidaron de realizar la labor para la que fueron elegidos y se dedicaron a acumular poder y riquezas. ¿A qué me recuerda ésto?
 
     El asunto viene a colación, por los últimos resultados del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), en que detallan las cosas que más preocupan a los españoles. En primer lugar, el paro que alcanza ya los seis millones de parados. Segundo, la situación de crisis económica que dura ya un lustro y que se ha llevado por delante a gran parte del tejido productivo del país. En tercer lugar la clase política y la corrupción. Siguiendo una lógica social, el listado parece claro en cuanto a a las prioridades de los ciudadanos, pero si aplicamos un baremo diferente, más aplicado con referencia a los orígenes de la crisis, nos daremos cuenta de que el listado debería ser al revés. Es decir, primero la clase política, después la situación económica y al final el paro. El principal problema de éste país, es la corrupción intrínseca de los políticos y su malévola capacidad para hacerlo todo mal. Unos políticos corruptos e ineptos, legislan desde el Congreso en contra de los intereses de la sociedad. Otros políticos corruptos e ineptos, aplican desde el gobierno las leyes que los anteriores han instaurado, sin detenerse a ponderar los pros y los contras de aplicar dichas leyes. Encima, un grupo más de políticos corruptos e ineptos empoltronados en los Ayuntamientos y Comunidades, se inventan un listado cada vez mayor, de tasas, licencias, permisos, normativas y demás instrumentos para rascarle el bolsillo a los ciudadanos, a la vez que se inventan exenciones, indultos, subvenciones, amnistías y demás privilegios para los de su misma calaña.
    
     No es de extrañar, que el mismo CIS señale claramente, que ninguno de los políticos de primera línea, desde el presidente de gobierno hasta el portavoz del partido con menos representación en el Congreso, sean suspendidos en valoración por los ciudadanos. El problema que representa la clase política, se magnifica por el perverso sistema político que los sustenta y les permite continuar en sus cargos a pesar de sus pésimas gestiones, y que los "legitima" según ellos mismos, a continuar al "servicio" del país por que han sido elegidos en las urnas. El paradigma de tal comportamiento, ha sido la entrevista que Rajoy concedió al Financial Times, donde reconocía abiertamente haber mentido, faltado a su palabra y no cumplir con sus promesas electorales, pero que ha pesar de todo se sentía satisfecho de "cumplir con su deber". La incógnita, es saber a que se refería Rajoy, si a su deber para con sus avales políticos o sus amos del poder financiero, pues resulta obvio que no siente ningún deber para con el Pueblo. Así pues, gracias al gran esfuerzo de la clase política por dirigir los cañones en otra dirección, la sociedad aún no reconoce a los principales culpables de la situación, quienes con sus actos deshonestos y corruptos, con sus gestiones torpes y perversas, han conducido al país a la debacle económica. Los aeropuertos vacios, los polígonos a medio construir, las vías del AVE que no van a ninguna parte, los proyectos megalómanos y faraónicos, las promociones inmobiliarias sin vender, el fraude fiscal de las empresas del IBEX 35 y los "sobres" con dinero circulando por las oficinas de los partidos políticos, son la causa de la crisis y del paro que no deja de crecer.
    
     Y lo peor de todo, es que no hay vía de escape, pacífica quiero decir, para salir de ésta situación. Aún nos quedan 3 años más del gallego inútil y mentiroso y la opción de Rubalcaba, no es sino más de lo mismo: Corrupción, crisis económica y paro. Ahora los idiotas somos nosotros y no por que no queramos participar de la cosa pública, sino por que los políticos se han adueñado de las instituciones y no están dispuestos a soltar la teta del estado. Pacíficamente, quiero decir.