martes, 11 de octubre de 2011

DE BANQUEROS, POLITICOS Y OTRAS ALIMAÑAS

     La carrera por la silla que dejará vacante el inquilino de la Moncloa, se acelera y se enciende por momentos. Los dos corredores principales, Rubalcaba y Rajoy, las erres de la coRRupción, no paran de atizarse un día sí y el otro también, con toda la inmundicia acumulada por sus respectivos partidos durante las últimas cuatro décadas. Salen a colación, sin rubor alguno, las miserias guardadas poco a poco, año tras año, lustro tras lustro y década tras década, sobre las bondades que éstos vendedores de quimeras atesoran en sus agrupaciones políticas. Rajoy acusa a Rubalcaba, de pretender un regreso al felipismo de los años ochenta, de intentar un retraso de la democracia y de buscar el poder con populismo. A su vez, Rubalcaba acusa a Rajoy de no tener otro programa que no sea el del aznarismo de los noventa y principios del dos mil, es decir, una vuelta al capitalismo más salvaje y destructor del estado del bienestar.

     Lo que no dicen este par de sinvergüenzas, es que entre ambos partidos, PP y PSOE, al que muchos llaman ya PPSOE, se han encargado cada uno en su momento, de cargarse por completo las bases de una democracia verdadera. Si VERDADERA, con mayúsculas, aunque le pese a quienes quieren verla sólo como democracia, sin apellido alguno, ya que de ésta forma puede ser mangoneada al antojo de quienes detentan el poder, prostituyéndola sin miramientos. No hay más que ver el último ejemplo de tal indignidad democrática, el chanchullo cometido contra el pueblo español por la testa bicéfala que gobierna España, la modificación de la Constitución para limitar el déficit. La cual no sería mala "per se", sino por la más que evidente intención de contener el gasto en políticas sociales, siguiendo las directrices que desde Bruselas, Berlín y París, envían a todo aquel país sospechoso de ralentizar el desarrollo y crecimiento europeo.

     Y más de uno y más de dos, nos preguntamos si no existen asuntos más importantes por los que hacer cambios en la Constitución, que sean más cercanos al sentir del pueblo, más justos para la igualdad que pretende la misma Constitución. Para lo que no se ponen de acuerdo los mangantes de la política, es para frenar las tropelías y cochineos de la banca. A ellos ni tocarlos. Si necesitan dinero por que sus ejecutivos las han hundido y se han llevado millones en indemnizaciones y salarios, pues se les inyectan más millones para "sanearlas" y que el plato siga lleno. Después se hace el paripé de despedirlos e inhabilitarlos, pero de devolver el dinero robado, nada de nada. Los contratos fraudulentos y leoninos a todas luces, con que se blindaron los ejecutivos y directores de bancos y cajas, se aceptan como legales e imposibles de cancelar, puesto que vivimos en un estado de derecho. ¿De derecho a qué? A delinquir, por supuesto. Pero eso vale únicamente para quienes detentan el poder político y económico, al resto, simples peones en el tablero de la crisis, no se les permite ni protestar, so pena de ser apaleados y detenidos por las fuerzas del orden, muy comedidas para realizar esa tarea, no sea que a ellos también les quiten las lentejas.

     Y se extrañan de que haya protestas, de que el pueblo llano salga a las calles. Si lo increíble es que no se hayan echado sobre éstos impresentables. La intención pacifista y ordenada de las protestas, si no encuentran eco a sus reclamos, más que justos y coherentes, puede trocar en desencanto y degenerar en violencia. La aparición de una bomba casera en un cajero automático de Vigo, es solamente una muestra de lo que puede llegar a ocurrir. No todo el personal tiene los nervios tan templados, ni está dispuesto ya a dejarse moler a palos, ni a ser humillados y robados por la banca sin tomar represalias. Mientras el estado español, el que aún manda aunque tambaleante, y el que se preveé que llegará tras el 20N, no den muestras de que las cosas van a cambiar en serio, podríamos vernos envueltos en una revuelta popular similar o peor, a la Primavera Árabe del otro lado del Mediterráneo.

     Y mientras todo ésto podría suceder, los cientos de millones que han volado a paraísos fiscales de todo el mundo, sólo esperan que sus dueños, delincuentes políticos y económicos, les alcancen a la brevedad posible, para empezar a ser gastados en frivolidades y antojos, dignos de sus criminales apetitos.

martes, 26 de julio de 2011

LAS CARAS DE UNA MONEDA

pena-de-muerte

DE OSLO A TEXAS PASANDO POR CHINA

     Las últimas dos semanas, hemos observado en primera fila, acontecimientos que no pueden dejar indiferente a casi nadie. Digo a casi nadie, por que obviamente siempre existirán personas cuya ideología o forma de pensar, tienden a identificarse con los protagonistas de los sucesos. Dichos sucesos, por llevar un orden cronológico, son ni más ni menos que las ejecuciones de funcionarios corruptos en China, la masacre de adolescentes en una reunión política de Oslo y el asesinato de varias personas de una familia en Texas. El común denominador de todos éstos sucesos es, obviamente, la muerte. Lo que los hace diferentes unos de otros, es el lugar y las circunstancias de cada caso en particular. Los antecedentes de cada uno de ellos, pasa por una suerte de ruleta de la suerte, es decir, de la fortuna de nacer o actuar en determinado país, continente o cultura.

     Mientras el caso de los funcionarios chinos, ejecutados por corrupción y fraude de los fondos públicos, aparece a los ojos de los occidentales como una aberración, para la cultura milenaria del gigante oriental, el castigo es apenas justificado dada la gravedad que revisten tales comportamientos en una sociedad regida por el sentido del honor y el deber. Y el asunto no es de ahora. Ya desde los relatos de Marco Polo, se tenía noticia de la forma de perseguir y castigar tales delitos en el Oriente. Sabemos que crímenes como el asesinato, la corrupción, el tráfico de drogas y el secuestro, son castigados sin ninguna atenuante, con la pena capital. Y la sociedad lo acepta con la certeza de que es la única manera de mantener a raya tales comportamientos delictivos.

     En Occidente, al menos en la Europa civilizada y progresista de las últimas seis décadas, se ha querido suavizar el horror de dos guerras mundiales y otras tantas dictaduras, con un buenismo exagerado que sólo promueve la aparición de conductas criminales entre los nativos y la continuación de dichas conductas entre quienes vienen de otros países y continentes, a delinquir ex professo, dada la laxitud jurídica de las leyes europeas en general y española en particular. Los ejemplos más recientes, la matanza en Oslo de 80 personas por un radical fanático, Anders Breivikt, no le supondrán al asesino más de 21 años de reclusión, pues el código penal noruego no preveé penas superiores a esa cantidad de años, trátese del delito que se trate. En España, la excarcelación de Troitiño, asesino de dos docenas de personas en atentados terroristas de ETA después de menos de 30 años de cárcel, límite máximo según la legislación vigente, nos deja en términos matemáticos, 1 año y dos meses de prisión por cada persona asesinada. Lo mismo que te puede caer por conducir sin carné o por insultar a tu vecino y en ningún caso se llega a la cárcel, pues se ha puesto un límite de 1 año, 11 once meses y un día para que eso pase. Imaginaros la suerte de una famosilla, condenada por fraude a la seguridad social y a quien un juez o jueza, le impuso 1 año y once meses de cárcel, que por supuesto no cumplirá. Imaginaros también que esa famosilla viviese en China. O que Camps, Cháves o Bono fuesen funcionarios chinos.

     El último caso, la matanza en Texas de seis integrantes de una misma familia, a manos del cabeza de la misma, supone un caso más, de los muchos a que nos tiene acostumbrados el país más poderoso de la tierra. Su sistema judicial, punitivo aunque con serias lagunas en los procedimientos, mantiene la pena de muerte en la mitad de sus estados federados, siendo Texas el que más condenados a muerte mantiene en sus cárceles. El último, Humberto Leal, un violador y asesino mexicano, confesó su delito desde el principio y la pena se cumplió tres lustros después –ésa es una de las lagunas- sin que importase la petición de conmutar la pena por cadena perpetua, realizado por gobiernos, ONG´s y personajes reconocidos, entre ellos el presidente Obama. La pregunta es, si Leal confesó el crimen y los sostuvo hasta el final, ¿por qué pedían le fuese perdonado su delito? ¿Y los derechos humanos de la chica asesinada? ¿Quién la ha recordado en éstos días? Podremos tener la seguridad, de que el asesino de Texas no se irá de rositas, de que todo el peso de la ley le será aplicada.

     Desde luego, no podemos esperar que la visión europea sobre endurecer las penas por crímenes horrendos y delitos moralmente deleznables, se asemeje un poco a la que se tiene en Estados Unidos, ya no digamos a la que se aplica en China. De tal manera, no nos quedará otro remedio que seguir asistiendo a espectáculos bochornosos y miserables, como los de Murdoch en Inglaterra, masacres como la de Oslo, la corrupción de la clase política en España e Italia y tantos otros casos donde los culpables no pagan por sus delitos, abrigados por sistemas judiciales ineptos, cobardes y chapuceros, impregnados de una equivocada y corrupta visión de los derechos y responsabilidades de delincuentes y víctimas. No, si al final Breivikt será considerado un héroe, como Camps y le darán una medalla más para prender en su uniforme. Hay veces que me gustaría ser chino.

    

domingo, 17 de julio de 2011

TODOS SON IGUALES

coto-privado-b

DE CAMPS A CHAVES

     Para aquellos que durante dos años han jaleado y vitoreado las proclamas de Francisco Camps, presidente de la generalitat valenciana, dando por verdades lo que eran clamorosas mentiras, se han encontrado con que lo evidente ha salido a flote y la calidad del president ha quedado en evidencia. Las incuestionables pruebas aportadas por la fiscalía y los testigos de cargo, no han dejado otra opción a la defensa de Camps, aceptar la realidad de los regalos con que la trama “Gürtel” obsequiaba al mandamás de Valencia. De ahí a conectar los beneficios y privilegios conseguidos por medio de contratos y otras adjudicaciones, todavía queda un trecho.

     Pero la aceptación  tácita de haber mentido con el asunto de los trajes, no ha sido óbice para que el imputado reconozca el error y trate de enmendarlo. Todo lo contrario, intenta nuevamente engañar aduciendo que los regalos los recibió en su calidad de presidente no de Valencia, sino del PP valenciano. Patético. Es muy importante puntualizar, que al señor Camps no se le cuestiona su calidad moral como persona, sino como servidor público, como han pretendido hacer ver sus incondicionales, Ana Mato y Rita Barberá. Sin duda es un esposo ejemplar, un padre cariñoso y responsable, buen hijo y demás otras virtudes. Pero como servidor público, se ha convertido en sinónimo de corrupción y deshonestidad.

     Los asuntos privados de los políticos no deben interesar a nadie, sino a ellos mismos y a sus allegados. Pero sus actuaciones públicas, sus responsabilidades para con quienes le han confiado la administración de los bienes de todos, deben ser mirados con lupa y exigirle hacer un trabajo totalmente satisfactorio. Los millones de euros que han ido a parar a los bolsillos de Francisco Correa, Álvaro Pérez y demás ratas con frac, son los mismos con que se han podido construir dispensarios médicos, aulas educativas o plantas para el tratamiento de aguas residuales. Del mismo modo, se podría haber contratado más médicos, profesores y personal para asistencia de discapacitados. Pero no ha sido así, ese dinero ha servido para enriquecer a unas sanguijuelas, árbitros de lo cutre y del mal gusto, auténticos vividores.

     No hay excusa que pueda disculpar la actuación pública del señor Camps. La dejación de sus funciones, la no defensa de los intereses de sus conciudadanos en favor de unos vivales, así como el despilfarro en la construcción de obras mastodónticas pero sin función práctica, le hacen culpable de los cargos que se le imputan. No vale para nada la defensa a ultranza de sus partidarios, pues decir que sólo son tres trajes es un insulto para todos aquellos ciudadanos que no tienen para llegar a fin de mes. Para aquellos que no saben contar, han sido doce trajes, cuatro americanas, tres pares de zapatos y algunas cosillas más. En total casi 20 mil euros. El fondo de armario del señor Camps, es mayor que la cantidad percibida en en un año de duro trabajo por cualquier españolito de a pie.

     El primer paso ya está dado, Camps se sentará en el banquillo de un juzgado, acusado de cohecho impropio, delito menor si se quiere, pero que podría ampliarse si se demuestra la evidente conexión del gobierno valenciano en la trama “Gürtel”. Ahora esperamos que el resto de políticos corruptos, con Manuel Cháves expresidente de Andalucía a la cabeza, sean encausados y acusados de los mismos delitos. El auténtico lastre de España, es la corrupción rampante y la avaricia insaciable de la clase política y los chorizos profesionales.

domingo, 10 de julio de 2011

UN LOBO CON PIEL DE OVEJA

defensa-lobo-ovejas

RUBALCABA, EL MIMETICO

 

     El ungimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba, Alfredo para todos, como candidato del gobierno desde hoy para las elecciones generales, ha significado un violento giro en la percepción de la ciudadanía con respecto al PSOE. Al menos eso es lo que piensan en el partido socialista. El discurso del amigo Alfredo. liberado ya de sus obligaciones en el gobierno, ha sido en un tono conciliador y cercano, casi cálido y paternal, buscando congraciarse con los ciudadanos comunes, los parados, los hipotecados y claro está, con los indignados del 15M.

     Sus palabras esperanzadoras, impregnadas de demagógica miel, intentan hacer olvidar su vinculación con la errática y nefasta gestión política de Zapatero, esforzándose por colocar una saludable distancia con sus cómplices del actual gobierno. Como todo político que se precie y más aún, de un político de su longevidad y “alto nivel”, es de esperarse que trate de arrimar a sus intereses todo aquello que le sirva, desde olvidarse de las afirmaciones vertidas hace unas semanas donde alababa la “discreción” de los bonus de los banqueros españoles, hasta desvelarnos que conoce la fórmula mágica para terminar con el paro.

     Además, promete que cambiará la injusta ley electoral, la misma que les ha aupado a ellos al poder, en un afán por congraciarse con una sociedad hastiada por la escasa representatividad que éste sistema nos impone. Pero claro, una cosa es prometer y otra muy distinta cumplir lo prometido. Hace recordar al lobo que se viste con la piel de una oveja, víctima suya, para acercarse al rebaño, ganarse su confianza y poder atacarles a placer.

     Pretender que un político de casta, disciplinado y ortodoxo como Alfredo, cambie de un día para otro su manera de hacer política, es de todo punto un imposible. Si por algo se caracteriza la “especie política”, es por su inagotable capacidad para mimetizarse con el ambiente, para camuflarse con lo que le rodea, para hacer suyas las ideas ajenas en beneficio propio y de su gremio. La palabra “vergüenza” no existe en el diccionario político.

     El amigo Alfredo está lanzado en una frenética carrera, una carrera por unas elecciones que seguramente no podrá ganar, aunque el contrincante sea un Rajoy fondón y blandengue, un títere en manos de Aznar. El peso de una larga legislatura lastrada por la crisis, es demasiado aún para el “sprinter” Rubalcaba. Perdón, Alfredo. La sociedad reclama un cambio, no importa el cómo ni el quién, sólo el cuándo. Si todo va como parece que va, no habrá elecciones hasta marzo del 2012, tiempo algo escaso para que Alfredo reúna a sus ovejas, desperdigadas durante las últimas elecciones de mayo.

martes, 28 de junio de 2011

BIENVENIDOS AL TEATRO

1298363439_0

LA COMEDIA DEL CONGRESO

     El pretendido debate sobre el estado de la nación, título rimbombante donde los haya, realizado ayer en el teatro del congreso, enfrentaba nuevamente al líder de la oposición y al presidente del gobierno. Aunque el programa teatral era de sobra conocido y esperado, el rifirrafe alcanzó cotas desconocidas, sobre todo en la oratoria de Rajoy, cuya verborrea desgranó lo mejor de todo lo que le habíamos escuchado hasta entonces, aunque la temática no tenía nada nuevo.

     Rajoy no dejó de dar cifras ya conocidas, de hacer valoraciones por todos sabidas y de increpar duramente a Zapatero por su inoperancia en la gestión de la crisis. Lo dicho, nada nuevo. Sólo que en ésta oportunidad el histrionismo del líder del PP, obtuvo un sobresaliente, vamos que ni Lee Strasberg le hubiese podido reprochar en nada su lucida actuación. Igual alguien le propone para el Oscar, el Goya, incluso para la Palma de Oro. Alguna cosa ganará, tanto talento no puede quedar sin premio.

     Al otro lado del telón, Zapatero hacía tremendos esfuerzos para darle la réplica a su partenaire, mostraba gráficos y acusaba a su oponente de no saber hacer otra cosa que pedir elecciones anticipadas. Todo era inútil, su rival ocupaba el podio al más puro estilo hollywoodense, jaleado por su fiel tropa que aplaudía todas y cada una de sus intervenciones, en un ejercicio de absoluta frivolidad, aunque la función ofrecida no merecía otra cosa que los aplausos del PoPulacho.

     Engrandecido por sus fans, Rajoy continuaba con su perorata y sus aspavientos, deslizando alguna sonrisa nerviosa y al mismo tiempo satisfecha, cada vez que alguno de sus comentarios provocaba el aplauso –¿improvisado o perfectamente preparado?- del “respetable”. Zapatero intentó en el segundo acto, recuperar parte del terreno perdido, aduciendo las innegables cualidades de Rajoy para el navegar en el sofá y su capacidad infinita para la mentira.

     Pero no había nada más que hacer, la comedia estaba decantada a favor del barbado opositor. El tercer acto, estuvo plagado de lo mismo, aderezado un poco por las alusiones literarias de los grupos nacionalistas, Llamazares comparándole con el mítico capitán Achab,  atándose al mástil de su barco para dar caza a “Moby Dick”, y Erkoreka aludiendo a “Murieron con las botas puestas”, al afirmar que su grupo estará al pie de sus escaños así, con las botas bien puestas.

     Una excelente comedia, sin duda. Lo que ya no es tan cómico, es que dicha función no ha servido para otra cosa, que la publicidad y exaltación de un candidato que pide elecciones anticipadas para aprovechar la coyuntura, y un gobernante acabado, al límite de sus fuerzas, pero que todavía se atreve a hacer promesas que le congracien con la sociedad. Ni Stanislawsky habría soñado con una representación tan absurda.

    

lunes, 27 de junio de 2011

EL AVISPERO VASCO

eta_no_a4_copia

     ASCO DE POLÍTICA

     La legalización de las listas de Bildu, su participación en las elecciones del 22M y su posterior presencia en más de un centenar de ayuntamientos vascos, entre ellos uno tan importante como San Sebastián o la Diputación de Guipúzcoa, no hace sino confirmar que, el problema de Euskadi va para largo.  Resulta inconcebible que una agrupación de conocida filiación proetarra, haya podido acceder a las instituciones y se haya hecho con un respaldo popular tan grande, como para posicionarse como la primera fuerza política en el País Vasco.

     Después de todo, no son pocos los ciudadanos que respaldan el terrorismo de ETA, puesto que si han arrasado en los comicios, es porque la mayoría de la sociedad vasca los apoya, quizás con la idea de una cercana secesión del estado español. Y uno se pregunta, ¿por qué no se les deja separarse de España de una vez y para siempre? Está más que claro que, el 90% de los vascos aspiran a la independencia de España y que si continúan integrados en el estado, es por la sencilla razón de que que les conviene mucho contar con privilegios y prebendas, sobre todo de tipo fiscal, que el resto de los españoles no tienen, a excepción de Cataluña.

     Si durante los últimos cincuenta años, el terrorismo vasco se ha cobrado la vida de casi un millar de personas y amenazado al resto del país con las armas, ahora con su brazo político instalado en los ayuntamientos y diputaciones, tiene nuevas armas y herramientas para continuar su labor de zapa y socavar el imperio de la ley, paradójicamente, con las leyes en la mano. El retiro de arcos detectores de metales y la prohibición de que los escoltas entren en los ayuntamientos con los concejales de la oposición a quienes deben proteger, es solamente el inicio de la ofensiva. Los próximos pasos serán, entre otros, llevar a los gudaris encarcelados por toda España, de regreso a Euskadi y liberarlos ahí. Utilizarán los casi 900 millones de euros con que los presupuestos les han dotado, para premiar a sus incondicionales y seguir promoviendo la secesión de España con dinero español.

     La reciente negociación del gobierno con el PNV, versión edulcorada del nacionalismo vasco, para sacar adelante todo tipo de programas, presupuestos y decretos en el Congreso, tendrán un precio quizás muy elevado para la estabilidad del país. El gobierno socialista, lejos de intentar corregir su desastrosa gestión de los últimos cuatro años, quema sus naves hasta las últimas consecuencias, con el fin de colocar la mayor cantidad de obstáculos al próximo gobierno, que con casi total seguridad ganará el PP. Pero en política todo vale, más aún todo aquello que dificulte las acciones del adversario, no importa que la sociedad y el país se vean perjudicados por sus acciones. Y los nacionalistas vascos sacan buen provecho de esa desunión para pedir, exigir y lograr todo lo que quieran.

     Tal vez ya sea hora, de que los vascos se las arreglen por sí mismos, de que se hagan responsables de su propio país, si es lo que quieren. Dejarles que se separen de España. Fuera de Bilbao, San Sebastián y Vitoria, Euskadi no es más que un montón de pueblos de vacas y ovejas, enriquecida gracias al esfuerzo de emigrantes de toda España y a las políticas cobardes del gobierno, de dar todo a cambio de nada. Cuando deban pagarse sus cosas y hacer frente a los violentos aburridos por la falta de aventura, se van a enterar de lo que vale un peine. Aunque esto no es más que una utopía, pues la clase política de España y Euskadi no lo permitirán, tienen demasiado bien montado el chiringuito para renunciar al mismo. El “ problema vasco”, es la excusa perfecta para seguir chupando de la teta, a costa claro está, de la sociedad y los ciudadanos.

viernes, 24 de junio de 2011

MARCHA POR EL RESPETO

logo_marcha_de_las_putas

EL DERECHO A LA LIBERTAD

     Hace un par de semanas, se llevaron a cabo en muchas ciudades del mundo, unas peculiares marchas y manifestaciones. Desde Toronto a Río de Janeiro, de Ciudad de México a Paris y de Londres a Sidney, miles de mujeres de todas edades y condiciones se lanzaron a las calles a reivindicar su libertad de expresión y el derecho a vestirse como les de su real gana. La chispa que encendió la indignación, fueron las estúpidas declaraciones de un policía canadiense de apellido Sanguinetti –atavismo italiano quizá-, en el sentido de que las mujeres provocaban los ataques y violaciones al ir vestidas como putas. Literal.

     Las quejas y declaraciones contra tal cúmulo de expresiones machistas no se hizo esperar. Y es que, una cosa es pensar o creer algo de manera individual y otra muy distinta expresar una afirmación, que culpa y demoniza a la mitad de la humanidad, por el comportamiento bellaco de la otra mitad. Ni tardas ni perezosas, las canadienses haciendo honor a la tradición liberal de su país, se organizaron y llamaron a manifestarse contra el departamento de policía de Toronto y su momentáneo portavoz misógino. La marcha, denominada “the slut walk”, traducida como la marcha de las putas en español, no tardó en calar en el ánimo de las mujeres de Canadá y de otras muchas partes del mundo, donde se han realizado y se siguen realizando manifestaciones.

     El machismo que anida en el fondo de todo intolerante hombre o mujer que también las hay,  sea occidental, oriental, musulmán, cristiano o extraterrestre, es un lastre para la normalidad de una sociedad cada vez más avanzada. Anacronismos de tal calaña, no hacen sino violentar el derecho de todo ser humano a conducirse de la forma que le parezca adecuada, sin que ello signifique que se atenta contra el pudor o la dignidad, pues la dignidad no se encuentra en el largo de una falda o el alto de unos tacones, mucho menos en la entrepierna de las personas. La dignidad se halla en la forma de conseguir ser feliz y hacer felices a los demás, en ganarse el pan honradamente, sin robar o estafar al prójimo.

     Ni la minifalda de una chica indica que sea mala persona, ni el traje de Armani del político significa que éste sea honrado. Mucho menos la sotana del cura significa que éste no sea pedófilo, que los hay a montones. Todos los extremos son, cuando menos discutibles. Ni el machismo recalcitrante a perder su dominio sobre la mujer, ni el feminismo extremo y belicoso, deben tener cabida en una sociedad en la que no tenemos más remedio que entendernos, sobre todo ahora que la crisis económica creada por personajes, estos si INDIGNOS Y LADRONES, nos están empujando a situaciones límite. Mientras decenas de mujeres sean asesinadas en España todos los años, mientras miles de mujeres sufran ablaciones y violaciones en África y Asia y sobre todo, mientras el mundo “cristiano” permita que bufones como Berlusconi vayan por ahí fardando de inducir a la prostitución, no podemos pensar siquiera en una idea de igualdad.

     Y a todo esto, el colectivo de trabajadoras del sexo aún no se pronuncia, al menos no de manera directa. Su trabajo, duro donde los haya, menospreciado y vilipendiado por la gente “bien pensante”, es mucho más DIGNO que el de cualquier político ladrón y carroñero, más HONESTO que el de la cúpula retrógada de la iglesia católica, nido de pederastas y pedófilos con la bendición papal. Son ellas quizá, quienes deberían encabezar las manifestaciones.

    

miércoles, 22 de junio de 2011

ESTE SI, AQUEL NO

obispos-votan
LA DOBLE VARA DE MEDIR
     Los continuos resbalones de la cúpula eclesiástica católica en España no cesan, ni siquiera tienen la delicadeza de explicar de forma sencilla los motivos de las burdas decisiones tomadas en los últimos días. Obviamente la respuesta es muy simple. La alta jerarquía de la iglesia, se rige por normas y códigos anacrónicos, ajena a toda evolución social, distanciada de la grey a quien pretende representar y de espaldas a las continuas peticiones de reforma de su estructura.
     La precipitada beatificación de Karol Wojtyla, antes de que los continuos escándalos de pederastia y enriquecimiento ilícito de muchos de sus allegados, véase legionarios de Cristo por ejemplo, le salpicasen aún más y deteriorasen su imagen de hombre santo, es sólo una brizna de paja de las muchas vigas que adornan el ojo de la iglesia. La doble vara de medir es cosa cotidiana. Se ignora y desprestigia a quienes disienten y se premia a los cómplices y seguidores incondicionales.
     La presión ejercida sobre un sencillo cura de un pueblo de Ourense, quien había ganado un acta de concejal por el PSOE, para que renunciase a la misma, pone de manifiesto dicha actitud, aún y cuando el obispado gallego si que ha permitido con anterioridad casos similares, en éste caso del PP, ya que comparte una cierta “cercanía” con la ideología conservadora de la iglesia. Encima, al pobre cura le han prohibido seguir dando misa, en un claro sesgo punitivo por su osadía, lo que ha desatado la furia de los feligreses, quienes respaldan a su clérigo y exigen su restitución.
     Otro ejemplo, es la intención de beatificar a una joven burgalesa, Marta Obregón,  a quien la desgracia hizo coincidir con un asesino despiadado que le arrancó la vida hace más de veinte años. La razón es muy simple. La familia pertenece al opus dei, y afirma que la misma joven es un ejemplo de pureza por morir defendiendo su virginidad. Si el asunto no fuese triste por la muerte de la joven, se puede adivinar la mano de la iglesia detrás de la intención, la manipulación burda y torticera que hacen de un hecho trágico para conseguir publicidad para su negocio.
     Si tan necesitados van de beatas, ¿por qué no dicen nada de otra joven asesinada? En éste caso Marta del Castillo, también sacrificada por una banda de asesinos sin entrañas. Pero claro, ésta Marta no sería bien vista a los ojos fanáticos de la iglesia, dado el comportamiento poco “casto” de la joven, incluso ninguna asociación católica se ha puesto al lado ni brindado apoyo a la familia. No es de extrañar que, salvo las personas de más edad, las iglesias estén vacías, pues las generaciones actuales no comulgan con el fanatismo que emana de la iglesia católica. Así que visto lo visto, la próxima jornada mundial de la juventud a celebrarse en Madrid, sólo contará con las juventudes conservadoras para recibir al papa, por lo que avanzan a marchas forzadas para traer del extranjero a un ingente número de jóvenes, eso sí con los gastos pagados, a fin de que la celebración no luzca como la propia iglesia. Vacía de contenido.

domingo, 19 de junio de 2011

SIN TREGUA

europa

EL COLAPSO EUROPEO

     Los continuos ataques de las agencias de calificación o mejor dicho de descalificación, contra las economías de los países más débiles de la UE, véase Grecia, Portugal, Irlanda y España, han conducido a una nefasta crisis de desconfianza en la recuperación económica de dichos estados y esto lógicamente, se traduce en mayores pérdidas en la calidad de vida, debido a los continuos y exagerados recortes sociales impuestos desde los mercados internacionales y la cúpula de la UE, liderada por Alemania y Francia.

     Pero lo más increíble de ésta historieta, es que las mismas agencias que califican, sabe dios en base a que datos, a las economías antes citadas, son las mismas que se benefician de sus mismos informes y se dedican alegremente a comprar deuda soberana con un elevado interés, de hasta un 7 y 8 por ciento más de lo que sería normal. Eso traducido en dinero, son cientos de millones de euros de beneficio limpio que va directamente de los bolsillos de los ciudadanos, vía impuestos, a engordar sus cuentas en Suiza y Luxemburgo.

     Para decirlo sin ambages, es un atraco sin precedentes y con todas las agravantes. La especulación y la rumorología, se han convertido en las herramientas financieras que mayores beneficios han aportado a los grupos que manejan los mercados internacionales y las agencias de calificación. Los primeros ponen el dinero y llevan sus capitales y las segundas difunden rumores sobre la capacidad de pago de tal o cual país, con la finalidad de causar pánico y que los gobiernos, bien amaestrados y obedientes, rebajen las pretensiones sobre las posibilidades de sus deudas. Así, los primeros compran a precio de saldo y las segundas cobran jugosas comisiones por el “chivatazo”.

     Estas y otras actuaciones, son avaladas por los organismos financieros tales como el banco central europeo, el FMI y los bancos centrales nacionales, los cuales no tienen ningún reparo en firmar cuantas recomendaciones vengan de las agencias, Moody´s y Standard´s & Poors principalmente, y sugerir a sus gobiernos obedecer “por las buenas”, ante la amenaza de consecuencias peores. Para que luego digan que los rumores no surten efectos.

     Ante éstas salvajes y desleales prácticas financieras, no debe extrañarnos que Grecia se encuentre al borde del colapso, pues entre la nefasta gestión de Papandreu que se afana con enroques imposibles y los bulos que le envían desde los mercados, la economía helena tardará por lo menos una década en recuperarse. España también es víctima de los mismos ataques y con el mismo fin, sangrar a los contribuyentes y a la sociedad en general, hasta chuparles hasta la médula si es posible.

     Por el momento, han conseguido que se rebaje la expectativa sobre la deuda soberana y le han ganado algunos puntos que se traducirán en millones de ganancias, libres de polvo y paja. Mientras tanto, Rajoy pide elecciones anticipadas, las autonomías siguen endeudándose hasta las cejas y los gobiernos locales suben impuestos, como el IBI y las basuras en Madrid, además de un sin fin de recortes más. Con semejante panorama, no sería extraño que las manifestaciones del 15M, hasta ahora bastante comedidas, deriven en algo más sonoro, pues está claro que los políticos, lacayos del poder económico, siguen y seguirán haciendo oídos sordos al clamor ciudadano.

miércoles, 15 de junio de 2011

¿TIENEN MIEDO LOS POLITICOS?

Basic CMYK

ALGO SUENA EN BARCELONA

     El movimiento 15M surgió en Madrid, pero ha sido en Barcelona donde se están desarrollando las acciones más importantes en la movilización de los indignados. Es en la ciudad condal donde la clase política está recibiendo los ataques mas duros, tanto dialécticos como físicos, en una vorágine que habría sido impensable hace un par de meses. La acampada en los alrededores de la Ciutadella, en las afueras del Parlamento catalán, han cogido por sorpresa, aunque ya estaban avisados, a los diputados que pretendían ingresar al recinto.

     Algunos más avispados o con más privilegios, como el presidente Mas, llegaron al Parlamento en helicóptero, como si presintieran que la sentada de los indignados no les daría una bienvenida precisamente. Y así fue. Sin distinguir ningún color político, puesto que la clase política tiene un mismo color, los diputados fueron abucheados e increpados de ¿malas maneras?, como si actuar corrupta y nefastamente fuera reconocido como buenas maneras, incluso algunos fueron rociados con spray de colores.

     Hasta hubo alguno que pedía a gritos auxilio a los mossos, mientras un par de chicas le insultaban y le seguían por la calle. El colmo de la ridiculez, un hombre alto y fuerte, eso sí muy bien trajeado, pidiendo auxilio ante la “amenazadora” presencia de las dos chicas, pequeñas y delgadas. Al final, los diputados lograron entrar al Parlamento donde se debaten los presupuestos de Cataluña, unos presupuestos cargados de recortes sociales, sobre todo en sanidad y educación.

     Otra imagen bizarra del la jornada, fue la entrada de algunos diputados a bordo de furgones policiales, entre los que se encontraba Joan Laporta, amontonados como si de reclusos se tratase. A más de uno le habría gustado que esos furgones de la policía, repletos de políticos, se hubiesen dirigido a una penitenciaría y les hubiesen dejado ahí, en lugar del Parlamento, donde al final han votado al sí de los presupuestos más rácanos y contrarios al beneficio social de la ciudadanía.

     Claro está que, dichas protestas han servido para algo. Ese algo no es otra cosa que la unidad de la clase política y todos bajo la misma piel que los recubre y con Rajoy a la cabeza, se han puesto a vociferar lo “indignados” que se sienten por el trato dado a sus colegas de Cataluña, aduciendo hipócritamente, que la democracia no puede aceptar tales actos ignominiosos. ¿Y el paro qué? ¿Y la reducción de las pensiones y la pobreza rampante qué? ¿Y la carroñera gestión hipotecaria de los bancos qué?

     Al parecer a sus “señorías”, lo que padece la gran mayoría de la sociedad no es ignominioso. Los desahucios y lanzamientos de docenas de familias de sus casas no es importante. Que pensionistas y personas sin apoyos ni trabajo tengan que mendigar a las puertas de los supermercados, no es importante. Lo único que les importa, es que un desarrapado les a jodido la chaqueta o el peinado con pintura y que no les han dejado entrar al Parlamento para acuchillar a la sociedad por la espalda.

     Si parte del movimiento del 15M se ha desvirtuado y alejado de la premisa de la no violencia, es por el silencio y terquedad de la clase política de no reconocer el hastío de una sociedad que despierta, de personas que tienen todo el tiempo del mundo para tocarles los cojones, porque no tienen trabajo. Cuando los políticos se acerquen a las plazas, los barrios, los comercios, los colegios, pero no en épocas electorales, sino siempre y hablen con la gente, cuando se pongan a trabajar por la sociedad y no por la banca ni por los mercados internacionales, entonces podrán pedir respeto por sus personas y actuaciones. Pero de frente a los ciudadanos, no desde la poltrona del Parlamento, ayuntamiento o diputación y menos tras las filas de un cordón policial.

martes, 14 de junio de 2011

POLITIZACION DE LA JUSTICIA

TRIBUNAL

LA JUSTICIA AL SERVICIO DE LA CLASE POLITICA

     La renuncia de varios de los jueces del tribunal constitucional, con carácter de irrevocable, sorprende a todos por igual. Esta decisión puede interpretarse en distintas claves, dependiendo de las consecuencias que de la misma se deriven y de las reacciones de aquellos que les han colocado en dicho tribunal, es decir, los partidos políticos. Para nadie es secreto que, los jueces del tribunal, son nombrados a dedo por los dos principales partidos, PP y PSOE, a partes iguales, por aquello de la paridad y equilibrio del poder.

     Todo ello por demás poco ético, ya que el espíritu de nuestra “democracia”, es la separación efectiva de los poderes del gobierno. Ningún poder puede estar supeditado a otro, pero en la práctica el poder judicial está al servicio de los dos restantes, el ejecutivo y el legislativo. ¿En qué momento se implantó ésta moda? Desde el momento en que el bipartidismo tomó el poder en España, para repartirse espacios de poder y colocar a sus afines en puestos clave de la toma de decisiones. En esa última instancia se deciden muchas de las problemáticas del país.

     Dependiendo de quien esté al timón del gobierno, el tribunal constitucional boga en una u otra dirección, beneficiando un poco más a quien se encuentra en la poltrona, pero sin olvidar al otro socio, al que también le arrima un poco de calor para que no se queje mucho. Pero lo inédito de la renuncia de los jueces, descoloca un poco a los partidos que, incapaces de ponerse de acuerdo en cuanto a la designación de los suplentes, sólo atinan a tirarse los trastos a la cabeza y no tienen más argumentos que la clásica cantaleta de “es que tú no cooperas”´. Y así llevan tres años sin nombrar relevos para los jueces que han terminado su mandato.

     En todo caso, los jueces han tirado por la ruta más corta que no es otra que la renuncia, pues en vista de los “marrones” que se les vienen encima por sus controvertidas decisiones, véase Estatut de Cataluña, legalización de Bildu, liberaciones de etarras, etc., y las que se avistan en el horizonte, han escurrido el bulto y que se las arreglen sin ellos. En el retorcido y enredado mundo de las lealtades políticas, la judicial es la más demandada puesto que garantiza impunidad y tanto PP como PSOE, no pueden darse el lujo de perder valedores en el tribunal constitucional, por lo que más temprano que tarde, llegarán a un acuerdo para nombrar relevos, antes si es posible, de las elecciones generales del año que viene.

viernes, 10 de junio de 2011

LA CLASE POLITICA CONTRA EL PUEBLO

20110527212715-carga-policial-desalojo-barcelona-640x640x80

¿QUE PAIS ES ÉSTE?

     Mirando la imagen con absoluta imparcialidad y sin prejuicios nacionales o raciales, bien podría tratarse de una carga policial en cualquier ciudad del Magreb o de Oriente Medio, donde las revueltas ciudadanas contra los regímenes pretendidamente democráticos, están siendo brutalmente reprimidas por las fuerzas del orden público. También podría ser una manifestación contra la violencia, desmantelada con violencia precisamente, en alguna ciudad de algún país iberoamericano, donde priman los intereses de nacionalistas primitivos o narcotraficantes influyentes.

     Pero no se trata de Damasco, Trípoli o Ciudad de México, es en pleno centro de Barcelona, en la Plaza de Catalunya. En España, país pretendidamente democrático y en el que la ciudadanía al completo, con algunas nada honrosas excepciones, se encuentra harta de una clase política corrupta e incompetente, que sólo mira por sus intereses y privilegios, que no duda en hacer lo que haga falta para no perderlos, incluso enviar a la policía antidisturbios para disolver cualquier manifestación de inconformes, sin que importe para nada la condición de los mismos, también se reprime y se acalla la libertad de expresión.

     Así podemos ver, confundidos en la multitud, jóvenes de ambos sexos, personas mayores, niños y alguna que otra mascota llevada por sus amos. La imagen es más que elocuente. Brazos extendidos no para agredir, sino para detener la porra del policía, en un intento vano de evitar el golpe. Otros brazos y gestos se dirigen al sicario policial, increpándole por su comportamiento prepotente y criminal contra personas sentadas y desarmadas. Nada impide al esbirro uniformado golpear, patear, empujar y lesionar a cuanta persona se le ponga enfrente. Todo ante las cámaras de los periodistas, sin el menor asomo de escrúpulos. Como que saben a la perfección que gozan de impunidad.

     No acabamos de asombrarnos con lo acontecido en Barcelona, cuando otra carga policial en Valencia nos abochorna nuevamente. Una vez más, los políticos intolerantes y soberbios, impunes gracias a su reciente reelección en las urnas, hacen oídos sordos al clamor de la sociedad y envían a sus esbirros contra aquellos que osan afearles su fiesta de ungimiento en las cortes. Los flamantes diputados, llegaron al edificio rodeados de una nube de guardias de seguridad y policías. Ninguno dio la cara por el pueblo que dicen representar y dejaron que la policía moliera a palos a los manifestantes.

     Y mientras esto pasa en España, mientras la sociedad se expresa y manifiesta su inconformidad contra la nefasta gestión de la clase gobernante, al otro lado del Mediterráneo, en las áridas arenas de Libia o en las desérticas llanuras de Irak y Afganistán, el ejército español se afana en conseguir para otros la democracia y libertad de expresión que en la propia España se reprime.

 

miércoles, 8 de junio de 2011

SOCIALISMO EN RETROCESO

aput

¿ESTA MUERTO EL SOCIALISMO?

     La debacle del socialismo como sistema socioeconómico en el mundo y especialmente en Europa, no responde sino las pésimas gestiones de aquellos que lideraron esa apuesta política en los últimos treinta años. Las revoluciones sociales que removieron los cimientos de decenas de países alrededor del orbe, sobre todo en África, Asia y América al sur del río Bravo, desde mediados del siglo pasado y que supusieron un soplo de aire nuevo para las deprimidas y explotadas sociedades del tercer mundo, acabaron por convertirse en unas dictaduras peores que las derribadas por los socialistas. Corea del Norte y Cuba, son los ejemplos más destacados de esas dictaduras populares. Pero en las últimas tres décadas, también algunos países europeos cayeron bajo el influjo socialista de una sociedad mejor.

     La Francia de Mitterrand intentó demostrar que un gran país europeo, altamente industrializado y con una larga historia democrática, estaba preparado en 1981 para conformar la sociedad igualitaria perseguida por los principios de la Revolución Francesa. Exitoso en los primeros años, el experimento francés caería abatido en los siguientes lustros por los escándalos de corrupción y enriquecimiento ilícito de sus principales líderes, entre ellos el mismo presidente Mitterrand, a pesar de los evidentes logros sociales de sus dos mandatos. El giro hacia la derecha, pasando por Jacques Chirac y el actual Nicolás Sarkozy, no hace sino confirmar el fin del socialismo en Francia y la posibilidad de un régimen ultraderechista en las próximas elecciones, ya que la heredera de Jean Marie Le Pen, Marine Le Pen, ha conseguido un ascenso espectacular en las preferencias del electorado, con su partido racista y xenófobo.

     Los casos de España, Grecia y Portugal, son paralelos pero diferentes al francés. Los tres países salieron directamente de una dictadura. Grecia, el país que ocupa los titulares de Europa debido a su desastrosa economía, es gobernada desde 1981 por una dinastía al puro estilo dictatorial: los Papandreu. Tres décadas de nefastas gestiones que han sumido al pueblo heleno en una crisis tras de la otra, gobernando más como una dictadura capitalista, con varios y sonados escándalos de corrupción, el último de los cuales involucra el cobro de pensiones de casi cinco mil personas, fallecidas todas, durante al menos una década. En Portugal, una vez derrocado el dictador Salazar, tres ministros socialistas han ocupado el gobierno luso. Mario Soares, Antonio Guterres y José Sócrates. Este último acaba de perder las elecciones ante la derecha conservadora y se asoma el fantasma del rescate financiero de la UE.

     En España, Felipe González inició una carrera que parecía destinada a convertir a España en un referente mundial, un ejemplo de las bondades del sistema socialista. Y lo consiguió al principio, como lo hicieron Mitterrand, Papandreu y Soares al principio de sus mandatos. Pero al igual que a los anteriores, el eternizamiento en el poder, la corrupción rampante y los múltiples escándalos relacionados con enriquecimiento ilícito, el tráfico de influencias y la decadencia de los principios del socialismo, así como la más reciente sumisión del presidente Zapatero al poder de los mercados financieros internacionales, así como los continuos recortes a las prestaciones sociales básicas, como sanidad y educación, han conducido al socialismo español y europeo al borde del abismo. Por todos los frentes políticos de Europa, la derecha gana terreno y elecciones.

     La realidad actual es que el sistema capitalista domina Europa en su totalidad y la opción política conservadora se hace con el poder y el socialismo no tiene cabida ahora en los espacios que dominaba antaño. Podemos extraer dos conclusiones de éste cambio radical de las ideologías. La primera, es que el socialismo se desploma por la corrupción de sus representantes. La otra, es que el capitalismo sigue en auge por la misma razón, la corrupción de sus representantes. Y es que, lo que es virtud en unos, se vuelve defecto en otros. La mejor prueba de ello, es que el partido popular gana elecciones con la mayor cantidad de políticos corruptos en la historia de España.

 

    

lunes, 6 de junio de 2011

ELECCIONES: UN ESPEJISMO

pp-en-genova

TRIUNFALISMO DESMEDIDO

     Las excesivas manifestaciones de triunfo por parte del PP, así como las tremendistas consecuencias de las elecciones en el PSOE, no son sino espejismos en el caliente horizonte político español. La euforia desatada en los dirigentes y simpatizantes del partido de la derecha, se antoja demasiado vacío de contenido, pues no hay que olvidar que solamente fueron algo más de dos millones de votos la diferencia. Mal hacen en echar las campanas al vuelo, cuando todavía no toman ni posesión de los cargos en las autonomías y ayuntamientos que han ganado , pero si se apresuran a prometer más recortes en todos los aspectos de la administración, tomando como excusa lo mal que estarán las cuentas que se van a encontrar. Es decir, aumentarán tasas e impuestos, reducirán prestaciones sociales, recortarán sueldos de funcionarios y alargarán los compromisos de pago con proveedores, echando la culpa de tales decisiones a los anteriores gobernantes.

     Sin duda, mucho de razón tendrán en sus afirmaciones, pero no hay que olvidar que ayuntamientos y autonomías se manejan por consenso y en todas existen grupos de oposición que, si no son capaces de lograr acuerdos y presentar opciones diferentes en cuanto se refiere a la administración del gobierno, son tan culpables de los desaguisados cometidos como los que firman dichas actuaciones. Son cómplices por omisión de todo lo que se encuentren y de las deudas que existan, al no denunciarlas con suficiente antelación y oportunidad. Pero lo realmente peligroso, será la utilización demagógica de tales circunstancias para seguir con el plan último, que no es otro que auparse al gobierno del estado el año venidero, utilizando para tal fin, la estrategia que tan buenos resultados les dio el 22M, el desprestigio continuado del adversario y el silencio tenaz ante la corrupción propia.

     El PSOE, aunque vencido por la mínima en éstas elecciones, aún mantiene las riendas del estado y tiene la obligación democrática de terminar la legislatura. El circo mediático que se montó alrededor de la sucesión de Zapatero, sólo a conseguido tambalear las estructuras del estado, pues la irredenta e irresponsable costumbre de ligar la figura de líder del partido con la de candidato a la presidencia, genera una inestabilidad que puede pasar una factura terrible a las estructuras del mismo partido, pues aquellos que se han visto desplazados en sus ambiciones personales en favor de un candidato único, podrían no quedarse con los brazos cruzados y generar un clima de inestabilidad interna. La figura de Rubalcaba como factor aglutinante dentro del partido, no parece ser muy sólida. Aunque a decir verdad, ninguna de las figuras del PSOE tiene el carisma suficiente para acometer y derribar al ministro del interior.

     Pero lo realmente terrible, es que tanto el PP como el PSOE, han seguido beneficiándose de la casi total apatía de la sociedad española. Que casi la mitad del censo electoral, 12 millones de potenciales votantes se hayan abstenido, es un coste demasiado elevado de asumir por una democracia. Rajoy y sus acólitos presumen de su victoria por los pelos, cuando hay seis millones que votaron a la izquierda y doce millones a nadie, es decir, hay 18 millones de españoles que no quieren que gobierne el PP y sin embargo, estarán en los despachos de las principales ciudades españolas, gobernando, según palabras de Rajoy, como puedan. Sus palabras son oráculo de lo que se avecina. Nada cambiará para mejorar, los nuevos gobernantes se atornillarán a las poltronas y dejarán pasar el tiempo, cobrando sus jugosos emolumentos y prebendas, respondiendo a los que se atrevan a preguntar por la situación del país, lo mismo que han respondido los anteriores: La culpa es de la crisis y no hay nada que podamos hacer. Un espejismo.

jueves, 2 de junio de 2011

TORTUGUISMO JUDICIAL

1305116658_0

EL CASO TOUS

     La absolución por un jurado popular de Luis Corominas, yerno de la familia de joyeros catalana Tous, pone de manifiesto una vez más, la proverbial lentitud de la judicatura española para impartir justicia. Han sido necesarios casi cinco años, desde el año 2006, para que una jurado popular tomase la decisión de absolver a Corominas de los cargos de asesinato, portación de armas y otros tantos, por los que la fiscalía de Cataluña pedía 16 años de cárcel y una indemnización millonaria para los deudos del asaltante fallecido. Después la fiscalía rebajó la exigencia de cárcel a la mitad, poco antes de que el jurado dictara su veredicto. Casi un lustro para determinar si un hombre, Luis Corominas, actuó en legítima defensa o asesinó a sangre fría a un delincuente habitual, con un largo historial delictivo, que se encontraba acompañado de cómplices, dentro de un auto y con la agravante de haber robado en el mismo sitio anteriormente.

     La cuestión más importante para la fiscalía, no fue indagar sobre el pasado delictivo del asaltante, un exmilitar balcánico, sino presionar al juez y a la sociedad, con la supuesta mala fe y excesiva contundencia de la respuesta defensiva de Corominas, a quién se ha señalado con índice de fuego, como si se tratase de un criminal. La estrategia de la acusación, fiscalía y particular, ha sido presentar a Corominas como un sujeto violento y prepotente, que gusta de pasearse armado por la urbanización en la que vive su familia política y en la que ejerce, según la acusación, como jefe de seguridad de la misma urbanización. En el caso supuesto de que así fuese, que Corominas estuviese armado sin ostentar ningún cargo de seguridad, el sólo hecho de reaccionar a la amenaza de sujetos con acreditada fama de violentos, con preparación y formación militar al servicio del crimen, debería bastar para entender que la acción de Corominas es más que objetiva y justificada para preservar su integridad física y la de su familia.

     No se trata de andar por ahí disparando a todo el mundo, pero si un ciudadano cualquiera está en su casa o en una urbanización con perímetro cerrado y a la que se puede considerar como extensión de la misma, y se encuentra en la situación de que una banda de criminales se ha colado dentro, con las intenciones inequívocas de realizar actos criminales, robar, violar, asesinar, es de esperarse con total seguridad, de que reaccionará instintivamente para defender su vida, la de sus familiares y sus bienes, por ese orden. Un criminal que entra a un domicilio va a por todas y hará lo que sea necesario para no ser detenido, incluso matar a quien se interponga entre él y su objetivo. Pero parece que la justicia española, impregnada por un buenismo timorato, está decidida a que los derechos de los que delinquen, sobre todo si son extranjeros y de países supuestamente pobres, estén por encima de los derechos de los ciudadanos a preservar sus vidas y bienes.

     Pero además de la legislación permisiva, hay que sumar la ineficacia de quienes tienen que juzgar los casos, su tortuguismo rampante y doloso, que no hace sino fomentar las aspiraciones de los delincuentes a salir bien librados de sus fechorías. Baste con el ejemplo de Carlos Fabra, presidente de la diputación de Castellón, impune por la prescripción de sus delitos. En éste caso, la lentitud de la judicatura ha dado alas a las pretensiones de los abogados y familiares del delincuente fallecido, quienes han visto la posibilidad de sacar tajada en forma de una millonaria indemnización. Ya sería el colmo, que un ladrón te robe y encima debas indemnizarlo si al intentar detenerlo se cae y se rompe un brazo. Una total estupidez. A la historia le quedan aún algunos capítulos, pues la fiscalía y la acusación particular han recurrido la sentencia. Por lo visto, hace falta que un delincuente nos robe o nos mate primero, para poder después denunciarle y esperar, para el muerto no hay ya plazos, a que la policía lo coja, si lo coge, y aguantar una media de cuatro años para que se vaya a juicio. Ganar o no, eso dependerá del dinero y paciencia del que cada uno disponga.

lunes, 30 de mayo de 2011

RENUNCIA O LA RENUNCIAN

carme_chacon_afghan_551070g

DISCIPLINA PARTIDISTA

     La renuncia pública y contundente de Carme Chacón, vigente ministra de Defensa, a participar en las primarias del PSOE para elegir candidato a las elecciones generales del 2012, pone de manifiesto que las tan cacareadas políticas de igualdad del partido socialista, son solamente teatro y circo. También la pretendida democracia interna del partido, ya que resulta evidente de que no habrá más candidato socialista a las generales que Alfredo Pérez Rubalcaba.

     Los hechos pesan más que las palabras y en el caso que nos ocupa, no hace falta ser un genio de la política para darse cuenta de que los partidos políticos, sean los que sean, se manejan de manera similar en cuanto las tornas se vuelven adversas. Al PSOE, tocado por la reciente derrota electoral, que aunque no fue todo lo aplastante que se pretende, pues hay que recordar que sólo hubo una diferencia de dos millones de votos, no le queda otro remedio que imponer una disciplina espartana dentro del partido.

     Las voces disidentes, como la de Patxi López o Fernández Vara, son prontamente acalladas y se les invita a quedarse calladitos. A Chacón se le ordena echarse a un lado para no obstaculizar el paso de Rubalcaba y el resto de integrantes del gobierno y del partido, se colocan mansamente detrás del ministro de Interior y del presidente de gobierno y avalan el “dedazo” zapateriano sin ningún otro amago de reclamo. Los pretendidos sentimientos de adhesión, son solamente una ilusión.

     La credibilidad de la clase política, de por sí ya muy cuestionada por sus corruptelas y nefastas gestiones, se retrata una vez más con la imposición de Rubalcaba como candidato del PSOE. Pero no hay que rasgarse las vestiduras por lo que sucede, puesto que las ambiciones de los políticos se mueven en función de los vientos que soplan. Ya lo hizo Álvarez Cascos al desligarse del PP y acudir a unas elecciones con un partido propio. Y ganó las elecciones de Asturias. Seguramente para Chacón, con un año por delante como ministra y cobrando su jugoso salario como tal, además del sueldo como diputada en el Congreso, no le resultará difícil soportar la amargura de quedarse a las puertas de la candidatura, pues lo más seguro es que, su disciplina partidista al final tenga premio.

viernes, 27 de mayo de 2011

ESTO ES TODOS LOS AÑOS

incendios-forestales

INCENDIOS FORESTALES

     El reciente incendio desatado en Ibiza, en las Islas Baleares, a vuelto a colocar la amenaza de éstos desastres en el punto de mira. Pasado ya el “incendio” de las elecciones, los incendios de verdad, los que destruyen cientos, cuando no miles de hectáreas de bosques, han vuelto al panorama nacional como ya es recurrente año tras año. Y año tras año, el asunto coge a las administraciones por sorpresa y las exhibe nuevamente en su incapacidad supina para hacer frente al desastre, pues no se entiende que los programas diseñados para hacerles frente, se retrasen tanto en movilizar a los efectivos que han de combatirlo.

     Las valientes actuaciones de las brigadas forestales, los bomberos, la UME, e incluso simples ciudadanos sin más armas que unas mangueras de jardín, son sin duda encomiables y dignas de todo respeto. Pero uno se hace la pregunta de por qué se tiene que llegar a ésta última instancia, si según las administraciones, los programas diseñados para tal fin por “expertos”, debieran actuar rápidamente para controlar los incendios. La respuesta a tal interrogante, es que los dichos “expertos” son, por lo regular, políticos impuestos por el amiguismo imperante en los gobiernos.

     No son pocos los trabajadores de las brigadas, los que se enfrentan cara a cara con las llamas, quienes velada o abiertamente, han expresado que los planes diseñados desde las oficinas municipales o autonómicas son un verdadero sinsentido. Accesos sin cobertura, materiales deficientes, vehículos sin adaptaciones apropiadas y una larga lista de necesidades para realizar el correcto desempeño de las funciones, tanto de prevención como de extinción de los incendios, lo que les coloca en desventaja con respecto a las llamas que deben combatir.

     Y es en la prevención dónde los fallos son más importantes y conllevan un elevado índice de fracaso. Los recursos que se destinan a prevenir los incendios son mínimos, a veces ridículamente precarios. Para controlar zonas de cientos de hectáreas, sólo se destinan unas cuantas personas, las cuales son claramente insuficientes para realizar las labores de prevención adecuadas, como es el mantenimiento de las pistas y accesos, construcción de cortafuegos y limpieza de los montes y maleza, lo que es fundamental para evitar la expansión del fuego.

     Con el infame porcentaje de personas en el paro, ya podrían las administraciones destinar recursos para contratar a gran parte de esas mismas personas, formarlas, capacitarlas y destinarlas finalmente a labores de prevención y limpieza de montes y bosques, con lo que se matarían dos y hasta tres pájaros de un sólo tiro. Se abatiría el porcentaje del paro, descendería la siniestralidad causada por los incendios y se ahorrarían cientos de millones de euros en pérdidas materiales. Aunque lo más importante, sería no exponer inútilmente la vida las personas que se enfrentan al fuego.

     Pero bueno, pensar que los que nos gobiernan, de cualquier color o signo político, hacen eso, “pensar”, es un ejercicio de sumo optimismo. Sus esfuerzos se encaminan, todos, a mantener el cargo, cobrar sus salarios, viajar en primera clase y salir en todas las fotos posibles, para que sus ingenuos votantes lo sigan haciendo. Mientras tanto, a esperar por las decenas de incendios que vienen y asistir con impotencia, a las escenas de valentía casi suicida, de los brigadas y voluntarios que luchan a brazo partido contra el fuego.

lunes, 23 de mayo de 2011

AL FINAL GANAN LOS MISMOS

1881878-2575705

UNA JORNADA PARA OLVIDAR

     “Más vale malo por conocido que bueno por conocer”. Así reza un dicho muy conocido y verdadero. Una vez más, el grueso de la sociedad española que salió a votar el 22 de Mayo, que no llegó ni siquiera al 70% del padrón, lo hizo de forma nada consciente, quizás hasta con miedo de ganar un verdadero cambio, conseguir una realidad diferente para el país. De otra manera no se explica que el partido popular ganara por goleada al partido socialista en todas las autonomías y en la mayoría de los ayuntamientos que estaban en liza. La cuestión aquí, no es que el PSOE no mereciese la derrota por que, obviamente el partido del gobierno no merecía ganar las elecciones, pero lo que es innegable es que el PP tampoco merecía ganarlas.

     Ambas agrupaciones políticas, PP y PSOE, son igualmente culpables de la delicada situación que se vive en el país, sus espurias y nada éticas maneras de hacer política, sus desastrosas gestiones desde el inicio de la “democracia”, han desembocado en éste callejón sin salida en que se encuentra España. No han sabido ni tampoco han querido hacer su trabajo, que no es otro que cumplir con sus responsabilidades para con la sociedad. Solamente se han preocupado por medrar en sus cargos, enriquecerse sin disimulo ni vergüenza, así como beneficiar con sus políticas económicas a los grandes lobbys financieros, en detrimento de la economía nacional y del bienestar de los ciudadanos, entregando el país a la especulación y la usura.

     La sociedad votó con miedo al cambio. Ante la posibilidad histórica de terminar con un bipartidismo anacrónico y caciquil, le tembló la mano para condenar a la actual clase política al ostracismo que merece, de castigar sin contemplaciones a éstos nefastos gobernantes. No hay que olvidar que, tanto el PP como el PSOE, gobiernan en el 95% del territorio, lo que los convierte en socios y cómplices de las terribles condiciones que imperan en España. Ambos son culpables y ambos han conseguido mantenerse en lo alto de la pirámide política, pues sólo han sido 2 millones de votos la diferencia entre uno y otro, lo que no significa gran cosa, teniendo en cuenta que una cantidad similar lo contabilizan votos nulos y en blanco.

     El movimiento del 15M llegó, quizás, con tardanza para influir con determinación en el ánimo de la sociedad, en el sentido de el voto fuera mucho más razonado y derivado a las formaciones políticas minoritarias, aquellas que realizan un trabajo callado pero efectivo en zonas con pocos reflectores, pero que podrían realizar un trabajo diferente al que se viene desarrollando desde hace más de tres décadas. La inexplicable abstención del 34% del padrón electoral, han sido la cereza del pastel con que se deleita ahora la cúpula del PP, exultante al conseguir 8,5 millones de votos de 22 millones de los emitidos. Algo más de la tercera parte. Ojalá el año que viene, en las elecciones generales, ese 34% que no votó el 22 de Mayo, lo hagan en Marzo del 2012 en una dirección diferente.

     Lo dicho, siguen ganando los mismos, siguen manteniéndose los señoríos feudales, sólo cambian al señor feudal por otro con las mismas hechuras para los próximos cuatro años, hasta las próximas elecciones, hasta los próximos ungimientos de mesiánicos vendedores de promesas, de ladrones de verborrea iluminada. Seguimos sin querer un cambio. ¿Es que nunca vamos a aprender?

jueves, 19 de mayo de 2011

LA CLASE POLITICA TIEMBLA

Madrid-#15mani
EL PUEBLO TOMA LA CALLE
     La manifestación convocada el domingo 15 de mayo desde las redes sociales por la plataforma Democracia Real Ya!, a desatado el pánico entre las agrupaciones políticas y el régimen gobernante actual. La clase política, acostumbrada al pasotismo e inmovilismo de la sociedad, se ha visto sorprendida por la súbita aparición de un grupo heterogéneo de ciudadanos de toda clase, desde amas de casa, jubilados, obreros y estudiantes, mileuristas y parados, inmigrantes y sin techo, todos a uno se han reunido en la Plaza del Sol, en pleno centro de Madrid, para levantar la voz y hacer saber a la clase política que el pueblo ya está harto de ellos y de sus amos, la banca y los mercados internacionales.
     Tan sorprendente fue la aparición de ésta protesta, que los gobiernos madrileño y estatal actuaron como todo gobierno hace, ya sea “democrático” o dictatorial, enviando a los antidisturbios a disolver la manifestación. Realmente, la única diferencia entre los gobiernos de Libia y Siria con respecto al de España, es que aquellos no se esconden para reprimir a los manifestantes, lo hacen a plena luz del día. Aquí, tanto la policía local de Gallardón, como la policía nacional(ambas, ésta vez en minúsculas, lo siento) de Rubalcaba, se ocultaron en las sombras de las primeras horas de la madrugada para, como si de un grupo de mercenarios se tratase, asaltar el campamento improvisado de los manifestantes.
     Dormidos. Si, dormidos. Así se encontraban los “peligrosos” y subversivos manifestantes, quienes esperaban cualquier cosa menos una carga policial en toda regla contra gente dormida y desarmada. Incluso los medios de comunicación, si los había en ese momento, han desoído los reclamos de la gente para que aporten información de los hechos. Su silencio cómplice los convierte en sicarios también. Apaleados, dispersados y humillados, sólo faltó que los policías les disparasen por el temor de verse en peligro sus vidas, lo que ya habría sido el colmo. Ni a los enloquecidos ultras del Barsa, les trataron así cuando celebraron ganar la liga. Tal es el miedo que les ha entrado en el cuerpo a los políticos, quienes se inventarán toda clase de excusas, pretextos y supuestos actos ilegales, para intentar detener las manifestaciones.
     Por vez primera, desde la aparición de la “democracia”, un grupo de personas se atreve a plantar cara a los poderes políticos del país. Tal es el estupor, que tiene que ser la junta electoral quien deba sacar las castañas del fuego a los gobiernos, asegurando que los manifestantes violentan el derecho de las personas a no guiar su voto y por lo tanto la manifestación es ilegal. ¿Qué es lo que hacen entonces los partidos políticos? Con sus campañas y mítines salvajes a costa del erario público, no hacen sino guiar el voto de los ciudadanos hacia sus propuestas electorales, fraudulentas a todas luces. Además, que con dicha declaración, quien violenta la Constitución es la junta electoral, puesto que el artículo 21.1 “garantiza las reuniones pacíficas y sin armas y el ejercicio de éste derecho no necesitará autorización previa”.
     La intención de éste movimiento ciudadano, es mantenerse en sus posiciones, tanto en la Plaza del Sol en Madrid como en todas las ciudades españolas como Sevilla, Barcelona, Valladolid, Granada, etc., y permanecer ahí hasta la celebración de las elecciones el próximo día 22 de Mayo. Será un pulso de cuatro días, en el que se juega la independencia de la sociedad frente a la corrupta e inepta clase política y sus amos de la banca. Por primera vez, el voto de los ciudadanos tiene un objetivo real, deseado y posible: derribar el contubernio PP-PSOE, derrocar la dictadura de los dos partidos preponderantes y construir una DEMOCRACIA REAL.

miércoles, 18 de mayo de 2011

UN ALCALDE HONESTO

cutbaigordillo
UNA ESPECIE EN EXTINCIÓN
     Mientras todos y cada uno de los candidatos a las próximas elecciones autonómicas y municipales se afanan por ganar un cargo para chupar del bote y otros por conservar el que ya tienen para seguir trincando, en un pequeño municipio de Sevilla, Marinaleda, con menos de 3000 mil habitantes, hay una rara avis en la política nacional. Un alcalde honesto, ni más ni menos. Si uno de los peores defectos del sistema cuasi democrático que soportamos, es el de la eternización de los gobernantes, lo que induce inevitablemente a la corrupción, al nepotismo y al saqueo salvaje de las arcas públicas, el ejemplo de Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda, ha supuesto una bendición para los habitantes del municipio.
     La excelente gestión de Sánchez Gordillo al frente del consistorio, desde las primeras elecciones municipales hace ya unos ayeres, pone de manifiesto que la honradez de un gobernante eternizado en la poltrona, no se mide por la cantidad de poder que atesora o por las relaciones creadas a lo largo de los años, como Manuel Cháves exdictador de Andalucía o Juan Vicente Herrera en Castilla y León, sino con trabajo duro y constante en favor de sus gobernados, todos. Un gobernante que pretenda la continuidad de su trabajo, debe tener la capacidad y el deseo de realizar lo mejor para sus ciudadanos, aún a costa de enfrentarse a la nobleza y expropiarle terrenos baldíos en favor de jornaleros sin tierra.
     No solamente logró arrancarle tierras a uno de los mayores latifundistas de España, el duque del infantado (así, con minúsculas) sino que, contra la tendencia de recalificar el suelo en la mayoría de los municipios españoles, para entregarlo, casi regalado, en manos de constructores y promotores sin escrúpulos, el suelo de Marinaleda se quedó en manos de los mismos trabajadores, quienes han construido sus propias casas, evitando las abusivas condiciones de hipotecarias de bancos y financieras. Otro rasgo que le coloca a miles de años luz de la infame clase política, es su renuncia a todo salario, sueldo y emolumentos provenientes del Ayuntamiento, pues al ser diputado por IU, considera que éste sólo salario es más que suficiente para vivir honestamente.
     Ya podrían políticos, supuestamente adalides de los trabajadores, como Leire Pajín y Dolores de Cospedal, quienes cobran tres o más sueldos, ser más congruentes con sus discursos de austeridad y ahorro, empezando por renunciar a dichos salarios, los cuales, obviamente no devengan honestamente. Las excepciones no confirman la regla, como reza el dicho, sino que la revientan por completo. Sánchez Gordillo no es una excepción, es un milagro dentro de la política, una persona honrada que se dedica a gobernar y resolver los problemas de su municipio, no a crearlos. Ojalá, aunque es una quimera suponerlo o siquiera pensarlo, los zapateros, rajoys, aguirres, camps, cháves (así, con minúsculas) y demás fauna vultúrida, tomaran nota de lo que es un verdadero gobernante, que no político.
     Aunque tal esperanza, no la aguirre, es baladí. Después del 22 de Mayo, es seguro que veremos a una cantidad ingente de rapaces presidiendo los ayuntamientos y autonomías, sin más compromiso que el de sostener a sus partidos en el poder y preparar el terreno para las generales del año que viene. Lo dicho, un milagro de la política.

sábado, 14 de mayo de 2011

NO TODO VALE


NO_TITLE_54152689324_51347059679_342_226
POLITICOS SIN ESCRUPULOS
     El terrible y lamentable seísmo ocurrido en la localidad murciana de Lorca, donde la casi totalidad de las edificaciones de la ciudad han resultado dañadas y se tiene que lamentar la muerte de nueve vecinos y las heridas a centenares de personas más, puso de relieve una vez más, la solidaridad de la sociedad española. Pronto se dieron las primeras muestras de apoyo entre los mismos conciudadanos y los cuerpos locales de rescate y sanitarios, así como rápida actuación de las autoridades locales para auxiliar a las víctimas con todos los recursos disponibles. Más lentos se vieron las autoridades superiores, autonómicas y estatales, quizás por la sorpresa y el azoro que provocó el evento. Aunque lo más probable haya sido lo inoportuno del mismo, ya que cogió a toda nuestra noble clase política en plena campaña electoral del 22 de Mayo.
     Y aquí es donde proyectaron la verdadera naturaleza de sus personas. Durante un desastre natural de tales proporciones, lo normal es que sean los responsables de los diferentes niveles de gobierno, los encargados de gestionar la crisis del momento. Es decir el alcalde, el presidente autonómico y los ministros de las ramas involucradas, interior, fomento e industria, Pero la irrupción de otros actores políticos, sobre todo del líder del PP acompañado de parte de su plana mayor, son de un oportunismo descarado y ruin. Nadie se traga lo del pacto de no agresión por la tragedia, demasiado bien les conocemos como para creer que van a dejarse de tirar los trastos a la cabeza o airear las miserias del otro y las propias, en una salvaje y mezquina cacería de votos.
     ¿A que fue Rajoy a Lorca? ¿Acaso acudió con algunos camiones de víveres o agua para los damnificados? ¿Llevó acaso dinero para paliar en algo las penurias de los que perdieron casi todo? En absoluto. Acudió presuroso, primero que ninguno, para salir en todas las fotos y telediarios como el primer líder político en brindar apoyo a las víctimas. ¿Y en qué se traduce ese apoyo? En palabras, sólo eso. Puesto que no tiene ningún cargo de gobierno, ni es socorrista y menos arquitecto o técnico en construcción, su presencia en Lorca era electoral, puramente propagandística y a la caza de votos de rebote, recorriendo como un mesías las destrozadas calles de Lorca. A tratado, con toda alevosía, de impresionar a los ciudadanos con su falsa pesadumbre y cercanía. A mostrado lo que es, un oportunista descarado.
     Y no es que los del PSOE sean mejores, tienen las mismas mañas y adolecen de los mismos instintos carroñeros. Sólo que ésta vez,al menos tienen la excusa de hacer su trabajo, por el que cobran cuantiosos salarios y deben estar ahí, para lo bueno y para lo malo. Si en algo se distinguen nuestros políticos, es en la falta de escrúpulos. Cualquier oportunidad, aunque sea una tragedia, sirve a los intereses espurios y la avaricia de la clase política.

miércoles, 11 de mayo de 2011

EL CASINO EUROPEO

 

screenonline_europa_casino

ENTRE RULETAS Y RESCATES

     En éstos momentos, Europa se ha convertido en un inmenso casino estilo Las Vegas, donde los millones del fondo común europeo van a parar, después de un tiro en la ruleta de las calificaciones financieras, a los países que representan una amenaza a la estabilidad económica de la Unión. Primero fue Grecia con 110 mil millones, después Irlanda con algo más de 60 mil millones. Más tarde Portugal con una cantidad similar a la de Irlanda, y ahora nuevamente Grecia a la que hay que aportar 30 mil millones más para sanear sus cuentas nacionales, eso sí sin garantía ninguna de que ésta vez funcione.

     No es de extrañar que, ante semejante panorama de ineficacia en las soluciones, países como Finlandia y Reino Unido, se nieguen en redondo a seguir aportando un céntimo más para los rescates de éstos países, cuyo vasto historial como países de dudosa capacidad administrativa, así como la rampante corrupción que corroe a sus clases dirigentes, los hace reos de toda sospecha y candidatos de primera línea para abandonar la UE. Por las buenas o por las malas. Ya que la situación exige soluciones de calado profundo, dejar fuera a países incapaces de solventar sus problemas internos no parece una medida descabellada.

     Tampoco debe sorprendernos que, sean precisamente Finlandia, Holanda, Austria y Suecia, los que encabecen la lista de países donde los nacionalismos avanzan a un ritmo acelerado y ganan espacios políticos que antes les estaban vetados. Ahora ganan elecciones y asumen posiciones de control y de gobierno, con un discurso claramente contrario a la integración europea y, sobre todo, contrarios a seguir sosteniendo con más dinero los desaguisados de los países del sur, los PIGS, entre los que se incluye a España, aunque ésta aún no haya requerido ningún tipo de ayuda para superar la crisis.

     Lo que es una realidad innegable, es que mucho de razón asiste a quienes se niegan a seguir cooperando para rescatar los sistemas financieros de países corruptos e ineficaces. Basta con saber las medidas que, por ejemplo Portugal, implementaran para contener y reducir su déficit. Reducirán prestaciones sociales, sanitarias y educativas, pero nada dicen de adelgazar los privilegios y emolumentos de las clases políticas, nada dicen sobre reducir las infladas filas de la administración pública y mucho menos quitar o eliminar prebendas a la banca y los poderosos lobbys financieros.

     Finlandia y Reino Unido han decidido dejar de jugar en el casino Europa, pues resulta evidente que los malos jugadores, Portugal y Grecia, aunque pierdan todo en la ruleta, al final recuperan lo perdido a costa de quienes juegan sin apostar más de lo que tienen y, sobre todo, sin que tengan que dar demasiadas explicaciones por sus nefastas jugarretas.

lunes, 9 de mayo de 2011

BUROCRACIA DESTRUCTORA

burocracia-11
EL CALVARIO ADMINISTRATIVO
     Cualquier ciudadano que haya tenido la necesidad de realizar un trámite cualquiera, renovación del DNI, pago de contribuciones o la simple petición de información en una oficina de la administración pública, sabrá la odisea que representa el ser atendido en el requerimiento que solicite, no digamos ya en lo que se refiere a la tramitación de asuntos fiscales y hacendarios cuando la aventura adquiere tintes de tragedia griega. La tiranía que desde los despachos públicos se ejerce contra los ciudadanos, se ve aumentada sustancialmente por la irrupción de leyes, reglamentos, normativas y componendas varias, incomprensibles y que van contra todo el sentido común, complicando cada vez más, la de por sí poco eficiente administración pública.
     Quienes más padecen los excesos de tales actuaciones son los emprendedores, los pequeños y medianos empresarios, los que aún tienen ilusiones y ganas de emprender algún negocio, de abrir una tienda, un bar, una frutería, etc. Antes de que la idea gestada en sus cabezas se materialice, de que las fuerzas acumuladas durante meses para la diaria batalla laboral se agoten, antes incluso de vender una camisa o servir una copa en  su negocio, el ilusionado emprendedor se topa con la implacable maquinaria burocrática de la administración local, autonómica y del estado, en ese orden, para colocar los obstáculos necesarios para obstruir el camino y ralentizar la consecución del objetivo.
     Proyecto de negocio, alquiler y adecuación del local, que incluye insonorización, rampas para discapacitados, evaluación medioambiental, permisos de apertura, pago de impuestos municipales, autonómicos, estatales y europeos, tramitación de licencias y cumplimiento escrupuloso, en ocasiones hasta límites kafkianos, de los lineamientos y normativas de la administración, donde diez centímetros que no cuadren de una cristalera o la mala leche de un inspector trasnochado, significan la apertura o no, de una pequeña empresa. Si por ventura, el todavía iluso aspirante de empresario logra sortear éstas trabas, aún le queda esperar por la decisión del responsable de turno, lo que puede llevar meses y quizás hasta un año.
     Y mientras el encargado de conceder el permiso de apertura se lo toma con calma, los gastos y desembolsos se acumulan, a la vez que los ingresos brillan por su ausencia. Lo que inició como un sueño para progresar económica y familiarmente, se convierte en pesadilla. La ilusión inicial se convierte en desánimo. Por fin, el ansiado permiso de apertura llega y el novel empresario abre las puertas de su negocio y se pone a trabajar. A sobrevivido al infierno burocrático. Pero como a Dante, aún le queda por visitar algunos círculos más de éste infierno. Le queda asistir, impotente, a que el gobierno se quede con la mayor parte de sus ingresos, a que le crujan a impuestos a las primeras de cambio, a que le multen por retrasarse un día en presentar su declaración, a que le impongan horarios, a que le obliguen a rotular en tal o cuál idioma y un largo catálogo de perradas más.
     Ahora el nuevo empresario, desengañado y con el hígado reventado por la rabia, se lamenta por haber elegido mal y abrir una tienda, en lugar de montarse una ONG o un partido político, que tienen subvenciones y no pagan apenas impuestos.